Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro de Silva

Educación para la ciudadanía

Husmeando en el pasado –algo propio de la edad, como arnés de seguridad– me encuentro con un artículo escrito cuando tenía veintitantos años (y creo que publicado) en el que salgo en defensa de las buenas formas, a las que llamo "la justicia social de los pequeños detalles". Retomando el hilo más de medio siglo después, me atrevo ahora a proponer un pequeño código para la educación en la ciudadanía: dar siempre los buenos días, pedir las cosas por favor, empezar las frases al dirigirnos a alguien ajeno con "perdone" o "disculpe", dar las gracias a quien nos presta cualquier servicio por pequeño que sea, no olvidar nunca despedirse, ceder el paso a los demás en cualquier sitio, no tirar nunca nada al suelo. Con solo esas siete cosas cambiarían el tono, el estilo, la forma y hasta el contenido de la convivencia, pero temo que de momento en ese camino vamos hacia atrás.

Compartir el artículo

stats