Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco García

Barbón sale a bailar

A nueve meses del concurso de baile electoral, Barbón ha sido el primero en saltar a la pista, con la donosura de un Toni Manero. Lo ha hecho por escrito, en una carta a la militancia socialista, que a lo que se ve recibe estos días más misivas que la novia de un recluta. Sobre todo los afiliados de Gijón, donde los de Tiro apostados en la Casa del Pueblo y los de Troya encastillados en la Plaza Mayor, enfrentados a escudo y a espada, andan llenándose los unos a los otros de troyanos el correo.

El caso es que el presidente regional, que aprovechó el día de Asturias para estar en misa en Covadonga y repicando en Oviedo, colando al César en lo que es de Dios y a las Pelayas en el coliseo, se postula ya sin reparos a la reelección, que quien madruga parte con el beneplácito de la divinidad, aunque salte de la cama con el pie izquierdo por delante. Alude Barbón entre sus poderes que puede aportar estabilidad, aunque sea político gaseoso, y que cuenta con experiencia, que es la madre de la ciencia y por ese motivo alumbró una consejería que planea instalar superordenadores en el pozo Santiago. A nadie extrañe que con el de Laviana al frente de la región la NASA haya elegido Asturias como centro de observación para el estudio del origen del sistema solar. Van dados los científicos yanquis como pretendan encontrar por estos lares mucho sol por encima del nubarrón...

Reconoce Barbón haber cometido errores, pues es bien conocido que errar es de sabios equivocados. Y que “humildemente” cree haber aprendido de ellos. No los enumera, se supone que para no convertir la cuartilla enviada a los militantes en un volumen de la enciclopedia del Espasa. Aunque hay que valorar que quien tiene que conducir a esta región envejecida a un porvenir más halagüeño y sostenible muestre por escrito un optimismo desmesurado. Falta nos va a hacer una tonelada de esperanza para calentar el ambiente de un invierno que se anuncia gélido.

Compartir el artículo

stats