Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Maxi Rodriguez

Parando en Villalpando

Maxi Rodríguez

Casose Marijose

Tiempo de sologamia

Pablo García

–Ai, madre, Marijosina, déjesme tonta.

–Toi encantá, dígotelo como lo siento.

–Chica, vi qu’actualizasti l’el to estáu en feisbu y quedé fría.

–Foi un pocu por sorpresa, yá te digo…

–O sea que… mandasti a Toño a la mierda y…

–Acepteme como esposa.

–¡Ai madre!

–Canseme de buscar l’amor verdaderu y tenialu en frente del espeyu.

–Pero, Mariajo, a ti los paisanos…

–¡Dejelo, Chelo! Por aburrimientu y por incapacidá pa entendelos.

–Yá, fía, pero…

–Findes de chigre, tardes de Tinder… Acabose.

–Dejesme fría, Marijose.

–La mio felicidá nun depende d’otros, ¿oíste?

–Yá, chica, pero así, en soledá…

–¿Quién lo dijo? La sologamia non ye soledá.

–Home, si nun compartes la vida con alguien más…

–Cola meyor compañía posible: conmigo mesma.

–¿Pero la ceremonia non ye una pérdida de tiempu y de perres?

–Qué va. ¡Celebrar l’amor propio! Ye lo máximo.

–¿Y fuisti de blancu, né?

–De Satén, boba, nun tonu…

–¿Champán?

–Non, tirando a sidra champanada. Jurase amor eternu non ye ninguna pijada.

–Nun sé, fía, yes más rara qu’un pez con oreya.

–¿Por qué, ho? ¿Non ye más raro atopar la to costiella o la to media naranja?

–Yá, Mariajo, pero casate contigo mesma…

–Too mui rico, mui abundante. Sin aguantar a faltosos. Nin la tuna vino.

–¿Nin un gaiteru?

–Déjame de gaites, Chelo. Si ves la llectura de los votos… ¡Qué emoción!

–¿Cómo les primaries pa la FSA, ho?

–Home, tantu non. Pero yo falé de lo mío, ¿oíste?

–Ah.

–"Comprometome a amame, quereme y respetame cada día más, renuncio a autosabotearme y atraer el fracasu a la mio vida; d’equí p’arriba prometo tratame con muncho respetu, honra y amor".

–Qué fuerte, Marijosina. Pero, vidina, tienes un vacío…

–¿Yo? ¡Qué va!

–Un vacío legal, boba.

–¡Qué más da, Chelo! ¡Yo toi casá! ¡Y marcho de luna de miel!

–¿Ónde, ho?

–Algún destino exóticu, nun sé, toi dudando ente Sama o Santorini.

–Flipo contigo, Marijose.

–Ye la meyor manera de dase amor, faime casu. Asumo’l compromisu de quereme sin esperar esi sentimientu d’otros.

–¿Y el autodivorcio?

–Na. Eso ye dexar de querese, nunca va pasar.

–No sé, chica, colo que presta dormir faciendo la cucharita…

–Eso ta sobrevalorao, nun seas fata. Y tú plantéatelo, en serio.

–¿El qué, ho?

–¿Quiés ser la muyer de la to vida, Chelo?

–Sí, quiero.

www.parandoenvillalpando.com

Compartir el artículo

stats