Opinión

Una huella para la historia

Premiar a Magnum Photos es reconocer su lenguaje universal, que traslada empatía, denuncia y concordia

A los miembros de la Asociación Profesional de Fotoperiodistas Asturianos (APFA) nos reconforta este reconocimiento al fotoperiodismo que ha logrado la agencia Magnum Photos en los premios "Princesa de Asturias". Un lenguaje universal que busca, a través de la imagen, trasladar conceptos diversos como son los de la denuncia, la empatía, la solidaridad o la concordia.

La candidatura al galardón, presentada por por Pablo Gil Cuevas, ratifica el acierto de nuestra asociación al insistir –en años anteriores– en este mismo reconocimiento, de evidente escala internacional, para Magnum Photos. Una selecta organización que abandera la honestidad y los valores de la comunicación. Y en donde tres mujeres españolas representan ese prestigio intachable de sus profesionales, como es el caso de Cristina García Rodero, Cristina de Middel y Lúa Ribeira.

Asturias ha sido y es una importante mina de fotógrafos. Desde Constantino Suarez, quien acompañó y trabajó junto al que fue el fundador de la Agencia Magnum, David Seymour "Chim", en el frente de Asturias durante la Guerra Civil, pasando por Gonzalo Juanes, miembro del grupo y de la revista Afal que modernizó la fotografía española durante los años 50 y 60; o, ya en la actualidad, por tres fotógrafos premio "Pulitzer" en España: el gaditano Emilio Morenatti y los asturianos Javier Bauluz y nuestro socio Manu Brabo.

El lenguaje fotográfico tiene su propia ortografía y necesita escritores gráficos, fotógrafos que nos ayuden a entender nuestro entorno con un criterio personal e intelectual y que trabaje al margen de unos textos que muchas veces responden a otros intereses que pueden desviar la atención.

Por último, agradecer a la Fundación Princesa de Asturias el trabajo y apoyo a la fotografía como pieza destacada en la sociedad de nuestro tiempo. Un apoyo manifestado otorgando los premios a Sebastião Salgado y a James Nachtwey en anteriores ocasiones.

No nos queda mas que felicitar a la agencia Magnum por su compromiso social. Y al un jurado, que supo reconocer su inquebrantable empeño y su contribución a la concordia, que tanta falta hace.

Suscríbete para seguir leyendo