Opinión | Asturianas con ciencia

La transformación digital en la educación

El impacto en las aulas de las tecnologías emergentes

La transformación digital en la educación

La transformación digital en la educación / LNE

Lourdes Villalustre Martínez es doctora cum laude en Ciencias de la Educación por la Universidad de Oviedo en 2009 y premio extraordinario de doctorado. Es profesora titular en el Departamento de Ciencias de la Educación. Ha sido vicedecana de postgrado, formación permanente e investigación en la Facultad de Formación del Profesorado y Educación y directora del Instituto de Investigación e Innovación Educativa (INIE). Ha publicado 79 artículos en revistas de impacto, colaborado en 36 libros y es coautora de otros ocho.

He dedicado los últimos quince años de mi vida a una pasión que no solo me define, sino que también me ha permitido aportar al campo de la educación y la tecnología. Soy profesora de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) aplicadas a la Educación en la Facultad de Formación del Profesorado y Educación, una posición que me ha brindado la oportunidad de participar activamente en el desarrollo prácticas educativas centradas en la integración efectiva de tecnologías emergentes.

Mi trabajo siempre ha estado vinculado a analizar los procesos de transformación digital y su repercusión en el ámbito educativo. Constatando los retos y las oportunidades que las TIC nos brindan para generar conocimiento. La colaboración con otros centros universitarios como el Centre for the Study of Learning and Performance de la Concordia University en Montreal (Canadá); L’Istituto per le Tecnologie Didattiche en Génova (Italia) o el Instituto de Educação da Universidade de Lisboa (Portugal) y, la pertenencia a redes internacionales de investigación, como Innovagogia (formado por profesionales de la enseñanza relacionados con el ámbito socio-educativo de 16 países), Ribeter (Red Iberoamérica de educación en territorios rurales), RIDIVI (Red Española de Excelencia en Videojuegos) o Kids & Comms (Red profesional de investigación centrada en el ámbito de comunicación y alfabetización mediática en la infancia) han contribuido a ampliar mis perspectivas y enriquecer mi labor investigadora en este campo. Además, estas colaboraciones me han brindado la oportunidad de contribuir en iniciativas pioneras y publicaciones de alto impacto, perfeccionando mis competencias en Ed Design y EdTech para proponer soluciones creativas y efectivas que redunden en la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Siempre he tenido muy presente que la integración de las TIC en la educación puede desempeñar un papel crucial en la reducción de la brecha de género en cuanto al uso de las tecnologías. Por ello, he tenido la oportunidad de participar en numerosos proyectos que abordan este desafío desde múltiples perspectivas centradas, sobre todo, en entender cómo las tecnologías emergentes pueden transformarse en herramientas poderosas para promover la igualdad de género en los contextos educativos. Estos proyectos no solo han permitido desarrollar conocimientos teóricos, sino también aplicar soluciones prácticas que pueden ser replicadas en diferentes entornos educativos y han sido posibles gracias a la financiación obtenida en proyectos regionales, nacionales y europeos.

De los resultados de dichos proyectos se derivan una multitud de publicaciones en revistas de impacto, abordando temas como la robótica educativa, disciplina que utiliza robots como herramientas de aprendizaje para abordar conceptos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM). También he tratado temas como el pensamiento computacional, habilidad cognitiva fundamental que implica el uso de conceptos y procesos informáticos como algoritmos y reconocimiento de patrones, para resolver problemas, diseñar sistemas y comprender el mundo que nos rodea. En otros trabajos he analizado las redes sociales digitales, explorando su influencia en las relaciones interpersonales y los diversos usos tanto positivos como negativos que pueden tener. Además, he examinado las realidades mixtas, que crean experiencias inmersivas en entornos virtuales. A través de estos artículos, he buscado destacar la importancia de proporcionar las herramientas y habilidades necesarias para participar activamente en un mundo cada vez más digital. La irrupción de la inteligencia artificial (IA) ha abierto nuevas líneas de estudio, pues su impacto en la educación es innegable. Investigar sobre la IA desde el punto de vista educativo es crucial por diversas razones que abarcan desde la personalización del aprendizaje hasta la preparación de los estudiantes para un futuro impulsado por la tecnología.

He trabajado incesantemente en la promoción y el desarrollo de la competencia digital, al considerarla crucial para el futuro de la educación en todos sus niveles. Capacitar a los futuros docentes en competencias digitales, según el marco europeo DigCompEdu, ha sido un aspecto clave de mi trabajo, preparándolos para utilizar las TIC de manera efectiva. Este marco, desarrollado por la Comisión Europea, tienen como objetivo apoyar y mejorar la competencia digital de los educadores en Europa y proporciona una visión detallada de las habilidades y conocimientos que los docentes necesitan para integrar de manera efectiva las tecnologías digitales en su práctica didáctica. Está diseñado para ser adaptable a diferentes contextos educativos y niveles de enseñanza, desde la educación primaria hasta la educación superior y la formación profesional. En esta línea, he proporcionado a los maestros y maestras recursos y guías prácticas para mejorar sus habilidades digitales y adaptar sus metodologías de enseñanza a un entorno cada vez más tecnológico. De igual modo, como directora del Instituto de Investigación e Innovación Educativa (INIE), junto con Marisol Cueli, hemos diseñado e implementado un completo programa de formación en competencias digitales docentes destinado al profesorado de la Universidad de Oviedo con el fin de empoderar a los docentes y prepararlos para enfrentarse a los desafíos de una educación universitaria cada vez más mediada por las tecnologías. Además, hemos gestado mecanismos para acreditar su nivel de competencia digital docente.

Me siento orgullosa de las contribuciones que he realizado en el desarrollo de mi carrera científica. Cada proyecto, publicación y colaboración ha sido un paso hacia la creación de un entorno educativo digital más inclusivo y efectivo. Estoy convencida de que continuar investigando es esencial para el futuro de la educación. La irrupción de tecnologías emergentes como la IA refuerzan esta idea. La IA tiene el potencial de transformar radicalmente la forma en que enseñamos y aprendemos, pero también es importante abordar los desafíos éticos y sociales asociados. Por ello, comprender el impacto de estas tecnologías emergentes en el ámbito educativo y arbitrar fórmulas para su correcta utilización es fundamental. Espero seguir contribuyendo a esta misión.

Suscríbete para seguir leyendo