Opinión

UK, ¿ancla y contrapeso?

Lo que hace más relevante la gran victoria del laborismo en el Reino Unido (UK) es que va a contracorriente de la tendencia dominante en la UE, recorrida por un tsunami derechista. Sin duda en ese triunfo habrá una reacción frente a las desdichas traídas por el Brexit, patrocinado por una insensata demagogia liberal, pero también un deseo popular, no populista, de volver a la política cuyo núcleo es mejorar la vida de la mayoría de la gente y aminorar las grietas sociales. Para la izquierda del continente, a punto ya de entrar en pánico, será un alivio, no tanto por la influencia que tenga en el lado de acá del Canal de la Mancha –que la tendrá– como por alimentar la idea de que en una democracia asentada no hay movimiento sin retorno. Otra idea, la de que UK, aunque fuera de la UE, actúe como su ancla para que no se la lleve la corriente es por ahora solo una metáfora, pero ¿quién sabe?

Suscríbete para seguir leyendo