03 de agosto de 2007
03.08.2007
La Nueva España

El santuario de La Cueva, en Infiesto, abrirá en septiembre para acoger la novena de la Virgen

Las tareas de limpieza del templo y de recuperación de su entorno, que serán pagadas por la parroquia de Ques, comenzarán en dos semanas

03.08.2007 | 02:00
Santuario de la Cueva.

Infiesto, Ana ZAPICO


Confirmado. La novena y la ceremonia religiosa del día de la Virgen de la Cueva (8 de septiembre) se celebrarán, definitivamente, en el santuario de La Cueva, aseguró ayer Francisco Donate López, párroco de Infiesto. «Ya está en imprenta el programa de la novena», apuntó Donate, quien añadió que será en la semana del 15 de agosto cuando comiencen las labores de limpieza del santuario de La Cueva, cerrado al culto desde hace siete años debido a un desprendimiento. También se acometerán trabajos de recuperación del entorno del templo. Dos operarios, financiados con fondos de la parroquia de Ques, realizarán estas tareas, que, según estima el párroco de Infiesto, «no supondrán gran trabajo, se hará en dos o tres tardes».


Tras siete años de cierre, ésta será la primera vez que el santuario piloñés abra al público para acoger, exclusivamente, las ceremonias religiosas que acompañan a la festividad de la Virgen de la Cueva. Desde que en el año 2000 un desprendimiento del techo de la cueva destrozara la casa de los guardeses, en el interior del santuario, y el Arzobispado de Oviedo decidiera clausurar el lugar por motivos de seguridad, el malestar y escepticismo entre piloñeses y turistas ha ido en aumento, ya que las obras de rehabilitación integral del santuario no acaban de materializarse y el enclave luce ruinoso y desatendido. El pasado mes de noviembre concluyeron las obras mediante las que se habilitó una malla metálica en el techo del santuario para contener nuevos desprendimientos.


El párroco de Infiesto apuntó que hace dos meses que ha pasado a estudio, en la comisión de patrimonio histórico del Arzobispado de Oviedo, el proyecto de rehabilitación integral del templo. La Iglesia insiste en que la falta de financiación es el obstáculo para llevar a cabo la rehabilitación integral del santuario, que costará alrededor de 250.000 euros. Hace dos años que no se convoca a la comisión pro restauración del santuario para informar a los vecinos del cauce que tomarán las obras. Y las familias de Infiesto que donaron fondos para la rehabilitación señalaron que no han tenido nuevas comunicaciones sobre la marcha de las obras desde hace casi dos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook