18 de abril de 2008
18.04.2008
 

Fallece un gijonés de 23 años tras estrellarse contra la mediana de la autovía en Colunga

La región suma ya 17 muertes en accidentes de tráfico en lo que va de año, la misma cifra que en 2007

18.04.2008 | 02:00

Colunga

El joven Rubén Ramos Merillas, conocido con el apodo de «Cachorro», falleció ayer tras sufrir un accidente de circulación con el vehículo que circulaba en la Autovía del Cantábrico (A-8), a la altura de Colunga. El siniestro ocurrió en la madrugada del miércoles al jueves, cuando la furgoneta Ford Tourneo con matrícula 7521-FWZ se estrelló contra la mediana de la autovía, en las inmediaciones del nudo de enlace de Colunga. Es la decimoséptima muerte del año por accidente de tráfico en Asturias, lo que iguala la cifra registrada hace un año por estas fechas.


La Guardia Civil investiga las circunstancias que rodearon el accidente. En principio, todo indica que el conductor y único ocupante del vehículo, que tenía 23 años de edad, se despistó o se durmió y chocó contra la mediana. El funeral por el joven fallecido se oficiará hoy, en la iglesia de la Milagrosa de Gijón, a las seis de la tarde. El entierro se celebrará a continuación, en el cementerio de Ceares.


Emergencias recibió una primera llamada de auxilio a las siete y veinte de la mañana, cuando un conductor informó sobre la existencia de un vehículo en la mediana de la A-8. Hubo una segunda llamada unos minutos más tarde. Otro conductor alertaba sobre el accidente y, en este caso, se detenía y comprobaba que había un hombre atrapado en el vehículo. Emergencias movilizó entonces a efectivos del Cuerpo de Bomberos de Asturias, que excarcelaron el cuerpo sin vida de Rubén Ramos Merillas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído