Infiesto

La Feria de Abril de Infiesto superó este año, según las estimaciones oficiales, los 50.000 visitantes. El evento se prolongó durante cuatro días y cerró sus puertas el pasado domingo. El alcalde de Piloña, Camilo Montes, destacó ayer que la feria se consolida «como uno de los festejos más importantes del concejo y del oriente de Asturias». Montes hizo un balance «muy positivo» de esta edición y destacó la masiva afluencia de público, lo que contribuyó a «la promoción cultural y turística del concejo, y para beneficio también del sector hostelero y hotelero, que tuvo un fin de semana completo».

Montes también quiso destacar la exitosa misa rociera en el santuario de la Cueva, recién remodelado. «Sin duda alguna, la misa en la Cueva es una de las actividades del programa festivo que más interés despiertan», señaló. Las autoridades locales calculan que más de 5.000 personas presenciaron la celebración, y que cerca de 400 caballos participaron en el desfile de exhibición previo por la calle Covadonga hasta el área recreativa de la Cueva, donde se concentraron para recibir la bendición.

«La misa en la Cueva ha resultado todo un éxito, y este año se ha visto realzada con las obras de remodelación hechas en el entorno. Asimismo, la actuación del coro rociero «Colorín Colorado» de San Fernando (Cádiz), por segundo año consecutivo, arrancó lágrimas de emoción de algunos de los asistentes a la misa, lo que denota que es un acto que gusta y que va camino de convertirse en emblema de esta feria», indicó el regidor. El Alcalde destacó que la feria transcurrió sin incidentes destacables. Protección Civil realizó a lo largo de estos días unas veinte intervenciones, todas ellas de carácter leve, como resultado de coces de los animales.