25 de julio de 2009
25.07.2009
 

Cruz Roja, preparada para movilizar a 50 voluntarios en los Picos en caso de emergencia

La entidad humanitaria habilita puestos de socorro en Poncebos (Cabrales) y en el área de Buferrera, cerca de los Lagos

25.07.2009 | 02:00
Por la izquierda, Jesús Ruiz, Mercedes Álvarez, Francisco Fernández y los voluntarios Fernando Nava e Irene Prieto.

Poncebos (Cabrales),

Emilio G. CEA

Cruz Roja está preparada para movilizar hasta a cincuenta voluntarios en la zona asturiana de los Picos de Europa en caso de emergencia o catástrofe, aseguró ayer Mercedes Álvarez, miembro de la asamblea de la entidad humanitaria en Cabrales. Álvarez participó junto al presidente de Cruz Roja en Asturias, Francisco Fernández, y el teniente de alcalde de Cabrales, Jesús Ruiz, en la presentación del puesto de primeros auxilios que Cruz Roja ha habilitado en Poncebos, a la entrada del parque nacional de los Picos de Europa. Durante la tarde se inauguró también otro puesto similar en el área de servicio de Buferrera, junto a los Lagos.


Los puestos de socorro están abiertos desde el pasado lunes y funcionarán hasta el 20 de septiembre. La iniciativa, que se repite por segundo año consecutivo en Poncebos, pretende socorrer a todas aquellas personas que por situaciones relacionadas con imprevistos en la montaña lo puedan necesitar. El puesto cabraliego dispone de un vehículo de apoyo y tres voluntarios, bajo el mando de una coordinadora, estando siempre como mínimo dos personas presentes en cada uno de los turnos de trabajo.


Francisco Fernández señaló que la idea nació con la creación de un grupo de voluntarios para socorrer en la montaña. Resaltó lo «receptivo» que se ha mostrado el Ayuntamiento de Cabrales para «dar forma al puesto de socorro». El máximo responsable de Cruz Roja en Asturias no dudó en señalar que con estas iniciativas se persigue «apoyar a las personas que vienen a visitarnos, dando un servicio de primeros auxilios en caso de que sea necesario en colaboración con Protección Civil y los equipos de rescate». Durante el verano pasado este puesto atendió alrededor de 700 personas (el doble de lo previsto) por incidencias como esguinces, picaduras, ampollas o caídas. A largo plazo se plantea la posibilidad de que este puesto de socorro funcione también durante la Semana Santa.


Jesús Ruiz calificó la idea del puesto de la Cruz Roja de «sensacional» y expresó su deseo de que la iniciativa «se consolide». El teniente de alcalde destacó la importancia del puesto como «refuerzo del sistema sanitario de la zona, pues durante pasadas temporadas estivales responsables de los centros de salud de Arenas y Carreña afirmaban estar saturados por los primeros auxilios relacionados con los incidentes de montaña». Ruiz quiso también resaltar la labor informativa de los voluntarios y añadió: «Apoyamos esta iniciativa en todo lo que podemos». Mercedes Álvarez destacó que gracias a los cursos formativos de primeros auxilios pueden llegar a movilizarse en caso de urgencia a medio centenar de voluntarios en la zona.


En Buferrera, con la colaboración de la dirección del parque nacional de los Picos de Europa y el Ayuntamiento de Cangas de Onís, se ha adecuado en una cabaña otro puesto de socorro. En este lugar habrá otro equipo con tres socorristas, a cargo de la misma coordinadora de Poncebos, contando en los momentos de mayor aglomeración con los voluntarios de la asamblea de la Cruz Roja de los Picos. El puesto de Buferrera, que permanecerá abierto hasta el 20 de septiembre, ha sido calificado por Fernández de «novedoso», pues hasta ahora sólo se prestaba un servicio de este tipo por parte de la Cruz Roja en lugares como Pajares o San Isidro durante el invierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook