10 de septiembre de 2009
10.09.2009
ÚLTIMA HORA
La CE alerta que el Presupuesto español puede incumplir las normas europeas

Covadonga, el «sí quiero» de una miss

El amievense Fernando Cuenco y Marianela Lacayo, mujer más guapa de Nicaragua y del Mundo Latino en 2002, se casarán mañana en el santuario

10.09.2009 | 02:00
Fernando Cuenco y Marianela Lacayo, en Cangas de Onís.

Cangas de Onís,

Alba SÁNCHEZ R.


Amieva y Nicaragua juntos en una boda en el incomparable escenario de la colegiata de Covadonga. El amievano Fernando Cuenco Nava y la que fuera Miss Nicaragua y Mis Mundo Latino Internacional en el año 2002, Marianela Lacayo Mendoza, han decidido unir sus vidas. El año pasado lo hicieron por lo civil, en el país de origen de Marianela, y ahora le toca el turno a la rúbrica religiosa. Para ello eligieron Covadonga, un lugar que siempre estuvo y está presente en la familia de Fernando, ya que él mismo fue bautizado en en Real Sitio y sus padres también se casaron en el santuario mariano, al igual que van a hacer la feliz pareja mañana viernes por la tarde.


Todo está listo, y con muchas sorpresas por parte de la madre del novio. La novia lucirá un vestido del creador venezolano Fernando Fuentes, de estilo romántico, como los que se estilan en Nicaragua, pero con muchos «toques españoles», confesaba Lacayo sin querer develar todos los secretos del traje.


Lacayo está encantada en tierras asturianas, de las que se confiesa enamorada. Le gusta todo, tanto la comida como el paisaje y la música,. Disfruta de todo ello, pero lo que más echa de menos cuando abandona el Principado es la comida. El novio reconoce que cuando la morriña le puede se van al Centro Asturiano de Panamá y se desquitan con una buena comida asturiana bien regada con sidra, aunque sea de mesa,.


La casualidad de la vida los novios se conocieran el mismo año enque Lacayo se alzaba con el título de Miss Nicaragua, Cuenco se trasladó entonces a trabajar a Nicaragua por un periodo, en principio, de cinco meses, que se trasformaron después en dos años,.


El asturiano paso luego otros diez meses en Trinidad y Tobago y coincidió con Lacayo por unos amigoscomunes, congeniaron y comenzaron a «jalar» (salir juntos). Hasta hoy. Cuenco aunque es periodista de carrera decidió cambiar su profesión por la Comunicación de Empresas y hasta en eso congenian, ya que ella es licenciada en Administración de Empresas Turísticas por la Universidad de Nicaragua y sus trabajos algún día podrían llegara unirse o complementarse, comentó Cuenco.


Por su parte, Lacayo tras conseguir el título colaboró en un proyecto ambicioso de la construcción de un hospital para niños enfermos de cáncer en la ciudad de Managua y un albergue gratuito, aprovechando la proyección que el título le había dado, siempre unida a las empresas de agencias de modelos y azafatas para diferentes eventos en su país. Ahora la vida los lleva de nuevo a moverse a Panamá a trabajar. Juntos están consiguiendo grandes logros profesionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook