11 de marzo de 2010
11.03.2010
40 Años
40 Años
Llanes

Amigos del Camino de Santiago reclama la apertura del albergue de Piñeres de Pría

Los peregrinos carecen de locales de reposo entre Unquera y Ribadesella, según la asociación jacobea

11.03.2010 | 01:00
Estado actual del acceso al albergue de Piñeres de Pría.

Llanes, María TORAÑO


La apertura del albergue de peregrinos de Piñeres de Pría es «una necesidad apremiante», aseguró ayer el coordinador de las Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago y presidente de la Agrupación de Asociaciones del Camino del Norte, Laureano García Díez. En su opinión, es «sorprendente» la decisión del Ayuntamiento de Llanes de no abrirlo, sobre todo si se tiene en cuenta de que entre Unquera y Ribadesella no hay otro, «y son muchos kilómetros», explicó. García agregó que el Camino atrae cada vez a un mayor número de peregrinos y se espera que este 2010, que es Año Jacobeo, la afluencia crezca considerablemente.


«El año pasado se registraron en Asturias 8.000 peregrinos estrictos, de los que duermen en albergues, y otros 10.000 que lo hacían de una u otra forma», comentó. Para el coordinador es una «auténtica pena» que ahora que el Camino Primitivo se encuentra en muy buen situación, «sobre todo tras la inauguración del albergue de Salas», el de la Costa siga con «tantos problemas, como los de la zona de Llanes». García destacó que estos establecimientos hospitalarios no pueden considerarse «competencia para la hostelería local», ya que los peregrinos buscan servicios diferentes a los de los turistas comunes.


La alcaldesa llanisca, Dolores Álvarez Campillo, anunció en el pleno municipal del pasado 3 de marzo, tras una pregunta del PP sobre el estado de cierre y abandono del albergue de Piñeres de Pría, que no estaba previsto abrirlo, a pesar de ser Año Santo. Como medida alternativa la regidora comentó que se estaba estudiando algún acuerdo con propietarios de campings del concejo para dar alojamiento a los peregrinos, similar al impulsado por el Ayuntamiento de Gijón.


El concejal de Cultura, José Manuel Herrero, aseguró ayer que el albergue de Piñeres está pendiente de unos arreglos. Falta aún el presupuesto de la obra que después debería presentarse a la dirección de Patrimonio de la Consejería de Cultura con la intención de obtener alguna ayuda económica del Gobierno autonómico. Al ser municipal, la concesión de la gestión debería sacarse a concurso para ver quién podría hacerse cargo. Pero «estas cosas van despacio», explicó el edil.


Lo que no se detiene nunca es el tiempo, la Semana Santa se acerca y con ella comenzarán a aparecer por la zona los primeros peregrinos, mochila al hombro, que -si tienen una guía poco actualizada o no hablan con gente de la zona- seguirán caminando hasta Piñeres de Pría en busca de un alojamiento donde reposar de la mejor forma posible para retomar al día siguiente el trayecto hacia Santiago.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook