24 de mayo de 2010
24.05.2010

A Covadonga bajo el sol

Cerca de 300 socios del Centro Asturiano de Oviedo cubrieron, con temperaturas de 30 grados, la marcha al Santuario

24.05.2010 | 02:00

Covadonga, María TORAÑO


Dos días, casi 90 kilómetros, unas 300 personas, picos de casi 30 grados de temperatura y 32 ediciones a sus espaldas. Con estas cifras de récord, los integrantes del Centro Asturiano de Oviedo recorrieron este fin de semana la distancia que separa la capital del Principado del Santuario de Covadonga en su tradicional marcha a pie, que cada año cuenta con el respaldo de cientos de participantes de todas las edades. Entre ellos, el matrimonio formado por Ana Requejo y José Fuente, que llevan nueve años sin perderse la cita.


«Este año hizo muchísimo calor pero compensa por el compañerismo y porque la organización es perfecta», aseguraron. Estos dos ovetenses lucieron -al igual que otra docena de compañeros- unas camisetas en las que se podía leer «Aquilino contigo camino», en recuerdo de su amigo Aquilino García Díaz, de Oviedo, «que está pasando una mala época y queríamos animarle desde aquí», agregaron. Otra veterana de la marcha a Covadonga que también notó el calor fue Consuelo Fernández, que no piensa fallar: «Mientras las fuerzas no falten y me den agua para aguantar el camino».


Luisa Turienzo repitió este año tras estrenarse en la caminata de 2009 y en esta edición acudió acompañada por su hermana Teresa, novata en la marcha pero que quedó encantada con el recorrido y con el ambiente que se genera entre todos los participantes. «Se hacen duros los kilómetros pero todavía tengo los pelos de punta de lo emocionante que es entrar a ponerle las flores a la virgen», comentó. Ambas coincidieron al señalar que en determinados momentos «los pies van solos» y siguen el ritmo que marcan los compañeros que avanzan delante, sin importar las rozaduras del calzado, las agujetas o el cansancio.


El presidente del Centro Asturiano de Oviedo, Alfredo Canteli Fernández, destacó que tras 32 años ininterrumpidos esta marcha se ha convertido en una de las actividades «más emblemáticas» de la institución. «Llegan todos juntos porque se logra un ritmo muy uniforme y a pesar del calor de estas jornadas están todos muy bien», afirmó. El presidente mostró su agradecimiento por el apoyo recibido a la Guardia Civil, a las policías locales de los diferentes concejos que atravesaron, a la dirección general del Centro por la labor de organización y a la cadena de supermercados que facilitó el avituallamiento en ruta.


Los caminantes salieron de Oviedo el sábado a primera hora de la mañana y llegaron por la tarde a Soto de Dueñas. Ayer reanudaron el sendero y pasadas las 12.30 horas comenzaron a sonar las gaitas que los recibieron antes de subir las escaleras de Covadonga para ofrecer sus flores a la Santina en la Cueva. En la misa hubo especial mención a los participantes en la marcha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine