28 de mayo de 2010
28.05.2010
Cabrales

El concejo construye un tercer lago artificial en el Cuera para abastecer al ganado

La balsa que se habilita en la vega de Brañes es una histórica reivindicación de los pastores de Carreña y Asiegu

28.05.2010 | 02:00

Tebrandi / Brañes (Cabrales), Rebeca AJA

La construcción de un tercer lago artificial en la vega de Brañes zanjará el problema del abastecimiento de agua al ganado que pasta en esta zona cabraliega de la sierra del Cuera y del que, durante décadas, se han lamentado los pastores de los pueblos de Carreña y Asiegu.


La creación de esta balsa, cuya capacidad superará el millón de litros de agua, corre a cargo de la cooperativa Peñastur, que ayer comenzó a trasladar parte del material de obra con la asistencia de la empresa Heliworks, encargada del porteo en helicóptero de la carga desde la vega de Tebrandi a la base del lago, a unos trescientos metros al noroeste de la vega de Brañes. Una jornada de trabajo seguida por buena parte de los ganaderos cabraliegos que pastorean en la terminación occidental del Cuera y que, durante la temporada de pastos, suman una carga ganadera en el puerto de, aproximadamente, seiscientas reses.


La empresa adjudicataria calcula que tendrá listo el embalse en un mes, tiempo que llevará, una vez acondicionado el contorno del mismo, colocar la malla geotextil que embalsará el agua, precintar todo el perímetro y colocar el cerramiento. Este lago artificial será el quinto que se construye en la sierra del Cuera y el tercero en territorio cabraliego, después de los de Tornallás y La Tiesuca.


Hasta ahora, la poca agua precipitada que el Cuera no absorbía (su formación kárstica convierte este cordal en una gran esponja) se retenía en la superficie de los «jous» (hondonadas) naturales utilizados históricamente por los ganaderos. De hecho, la construcción de esta nueva balsa lleva parejo el cerramiento del antiguo «llagu» de Brañes, un pequeño «jou» impermeabilizado históricamente por los pastores con arcillas para almacenar el agua. Para evitar que el ganado entre en su interior y ensucie el agua, incluso quede enfangado, este lago natural se cierra y se conectará con un «bebederu» (abrevadero). Será el tercero de la vega, puesto que el embalse en construcción tendrá un sistema de canalización del agua a dos abrevaderos (los tres recipientes fueron parte de la carga trasladada, ayer, al Cuera).


«La creación del lago artificial resuelve, definitivamente, la escasez de agua en Brañes», comentó ayer el primer teniente de alcalde, Jesús Ruiz. Afirmación que admitieron los pastores y vecinos de Asiegu y Carreña que siguieron el porteo de los materiales de obra desde Tebrandi a Brañes. La ejecución de la obra cierra una demanda histórica y la gestión municipal para dotar el Cuera de un nuevo embalse. El coste asciende a 58.000 euros, financiados por la Consejería de Medio Rural.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine