27 de agosto de 2011
27.08.2011
40 Años
40 Años
 

Choque frontal entre el Ayuntamiento y Cultura por el futuro del edificio del Concilio

La Consejería ordena proteger la antigua panadería de Toraño, mientras que el organismo local cambia su uso a residencial, lo que acarrearía su derribo

27.08.2011 | 02:00
María José Rodríguez y Domingo Goñi, junto a un mojón del Camino de Santiago situado junto al Concilio.

Ribadesella, Ramón DÍAZ

La Consejería de Cultura ha ordenado la inclusión del edificio de la antigua panadería de Toraño de Ribadesella en el inventario del patrimonio cultural de Asturias. La orden, firmada por el titular del departamento, Emilio Marcos Vallaure, choca frontalmente con la intención del Ayuntamiento de Ribadesella, gobernado por Foro Asturias, que ha tramitado una modificación puntual del planeamiento municipal (aprobada por la anterior Corporación) para el desarrollo urbanístico de la parcela, lo que implicaría la demolición del inmueble, que tiene más de cien años de antigüedad y que, según Marcos Vallaure, constituye «un ejemplo singular y ya casi único de las primeras tahonas industriales instaladas en Asturias».


El Consejero toma así en consideración la decisión del Consejo del Patrimonio Cultural de Asturias, que, el pasado día 3, proponía la inclusión del edificio en el inventario cultural de la región. Marcos Vallaure ha ordenado, asimismo, que se establezca como entorno de protección provisional de la construcción la parcela catastral en la que se emplaza el edificio, situado en el lugar conocido como el Concilio, en el barrio de El Picu, junto a la ría del Sella.


La decisión de Cultura llega sólo unos días después de que el Ayuntamiento de Ribadesella diera «luz verde» al convenio urbanístico del Concilio, que implica un cambio en el uso del equipamiento, hasta ahora destinado a locales abiertos al público o de trabajo y que queda destinado a uso residencial. El convenio permite a la propiedad construir en la parcela un edificio de cuatro alturas (bajo más tres). A cambio, el Ayuntamiento recibiría un local acondicionado de 236 metros cuadrados de superficie. El convenio fue suscrito en diciembre del año pasado por el anterior equipo de gobierno, que presidía el socialista Ramón García Canal, y aprobado el 31 de marzo pasado por el Ayuntamiento. Pero no fue tramitado hasta el pasado día 8 por la actual regidora, Charo Fernández Román, de Foro Asturias.


El choque frontal entre la Consejería de Cultura y el Ayuntamiento de Ribadesella fue desvelado ayer por los dirigentes de la Asociación de Vecinos y Amigos de Llanes (AVALL) María José Rodríguez y Domingo Goñi. Este colectivo, junto a la Federación de Asociaciones del Oriente de Asturias (FAVOA) y 98 particulares, ha presentado en el Ayuntamiento y en la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) sendos escritos en los que solicita la inmediata intervención de ambos departamentos para la conservación del edificio de la antigua panadería.


En el escrito remitido a la CUOTA, los firmantes solicitan que sea desestimada la modificación puntal del planeamiento de Ribadesella (publicada en el «Boletín Oficial del Principado de Asturias» el pasado miércoles), que permite el desarrollo urbanístico del convenio del Concilio, promovido por el Ayuntamiento y la empresa Construcciones Roblemar, con sede en Gijón. «Esta construcción, por sus características y antigüedad, debe ser considerada un elemento perteneciente al patrimonio industrial y etnográfico de la villa de Ribadesella», indican AVALL, FAVOA y el resto de los firmantes.


AVALL revelaba ayer, además, que la constructora carece del preceptivo permiso de Cultura por estar situada la finca junto al Camino de Santiago.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook