03 de noviembre de 2011
03.11.2011
Una esperada obra en Ribadedeva
 

Colombres inicia la nueva residencia de ancianos

El edificio, que se comunicará con el actual mediante un pasillo, costará 600.000 euros y permitirá alojar a seis mayores más

03.11.2011 | 01:00
Las máquinas, iniciando ayer los trabajos de ampliación de la residencia de Colombres.

Colombres, Emilio G. CEA


La ampliación de la residencia de ancianos «Ulpiano Cuervo» de Colombres está en marcha. Tras la firma del acta de ejecución, las máquinas empezaron a levantar el terreno para construir un nuevo edificio junto al ya existente, unos trabajos cuya duración estimada es de 10 meses.


El nuevo inmueble se conectará con el antiguo a través de un pasillo. La obra está siendo ejecutada por la empresa local Construcciones Borbolla Díaz. El nuevo edificio contará con 8 habitaciones dobles de 26 metros cuadrados cada una, que incluyen baño, y han sido diseñadas para cubrir las necesidades de los residentes que tienen un mayor grado de dependencia. El edificio programado contará también con un semisótano cuya utilidad aún no ha sido decidida y una planta primera destinada a mejorar los servicios que en la actualidad se da a los residentes. La ampliación tendrá una superficie de 826 metros cuadrados que se añaden a los 2.600 ya existentes.


El proyecto tiene un coste de ejecución cercano a los 600.000 euros y se financiará gracias los recursos propios de la residencia, a la partida anual destinada al mantenimiento y mejoras del centro y a un benefactor privado. También se ha solicitado para sufragar las obras una subvención a cargo del Programa Leader del Consorcio para el desarrollo Rural del Oriente de Asturias. La ampliación de la residencia permitirá aumentar en 6 plazas las 40 ya existentes.


La obra, según explica Manuel Collera, presidente de la Fundación Ulpiano Cuervo, es la continuación de un proceso inversor iniciado hace 12 años con la reforma del actual edificio de la residencia, que en aquel momento consistió en la creación de nuevos espacios en el centro y la construcción de baños geriátricos en todas las habitaciones, así como el cambio de la instalación eléctrica y la mejora de los equipamientos del centro. Las inversiones de acondicionamiento realizadas durante estos últimos años en el edificio suman un montante total cercano a los 400.000 euros. El hecho de tener que iniciar una nueva construcción se debe, según Collera, a que dentro del inmueble original ya no hay lugar para más reformas y la demanda sigue en aumento.


El presidente de la fundación asegura que la actuación se enmarca dentro de una apuesta por mejorar la calidad y la excelencia en el trato a los residentes, que no sólo son de la zona de Ribadedeva, sino que también proceden de Peñamellera Alta y Baja, Cabrales, Llanes, Siero o Val de San Vicente (Cantabria). «Buscamos que los vecinos, los trabajadores del centro, la comunidad religiosa y los residentes sientan como suyo este proyecto», subraya Collera. De momento, la residencia no funcionará como centro de día ni ofertará estancias temporales.


La residencia Ulpiano Cuervo lleva en funcionamiento en Colombres desde 1972, habiendo acogido en su interior a cerca de 400 ancianos. El centro, dirigido por la congregación Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, da empleo estable a 16 personas del municipio. La residencia ofrece los servicios diarios de una terapeuta ocupacional y psicóloga que se encarga de organizar actividades para mantener ocupados a los residentes. También se ofrece el servicio de un fisioterapeuta dos días por semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine