01 de febrero de 2012
01.02.2012

La ribera del río Guadamía, entre Ribadesella y Llanes, estrena senda

El itinerario, con el nombre de Samuel Cachero, se inaugurará el día 12

01.02.2012 | 01:00
Por la izquierda, Alejandro Palacio, César Alonso y José Domingo Fernández.

Ribadesella, P. MARTÍNEZ


La senda del río Guadamía, que discurre entre Ribadesella y Llanes, ya se puede recorrer a lo largo de los 3,7 kilómetros que van y vuelven desde Llames de Pría hasta la playa. La asociación de vecinos de esta localidad llanisca y de la riosellana de Cuerres redactaron el proyecto, aprobado por ambos ayuntamientos. Sin embargo, la aportación ha sido desigual, ya que Ribadesella facilitó ayuda económica, material y humana con los operarios municipales que trabajaron «durante muchas horas» junto a los vecinos de los dos pueblos para acondicionar el sendero. Llanes, por su parte, deberá colocar el cartel informativo que marca el inicio.


El pasado fin de semana ambos colectivos convocaron una sextaferia para dar el último empujón a la senda, que discurre entre la plaza de Llames de Pría hasta el cruce con el Camino de Santiago, pasa por el puente que separa ambos concejos, baja hasta la desembocadura en la playa y vuelve al pueblo. En estos tres meses han limpiado, han desbrozado, han colocado puentes y han señalizado la senda con marcas de pintura blanca y amarilla.


Pasaba una hora del mediodía del domingo cuando el tractor daba el último de varios viajes cargado con materiales extraídos del río y que llenaron cinco contenedores de «botellas, plásticos, neumáticos, ollas y hasta un somier y un tambor de lavadora», enumeró el secretario de la asociación de Llames de Pría, César Alonso. El representante vecinal explicó que hay algunos asuntos pendientes para estos días, ya que la senda se inaugurará oficialmente el domingo 12 de febrero a las 12 del mediodía: «poner el cartel, limpiar el molino de Tosquila -bajo el puente del mismo nombre- y colocar en el puente del Mía la placa en memoria de Samuel Cachero». La senda llevará el nombre de este policía, fallecido en 2010, impulsor de la idea y uno de sus mayores defensores.


José Domingo Fernández, presidente de la asociación de vecinos de Cuerres, destacó que él «quería hacer la senda desde el nacimiento» del río, un trayecto que describió como «una virguería». Pero este sueño no empaña lo conseguido «entre todos, con trabajo e ilusión», destacó, para disfrute de vecinos y visitantes de ambos concejos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook