05 de febrero de 2012
05.02.2012
 
Oriente

Los peregrinos toman impulso en Llanes

Veinte colectivos jacobeos de diferentes comunidades autónomas se reúnen en la villa llanisca para promover la declaración de la ruta como Patrimonio de la Humanidad

05.02.2012 | 01:00
Miembros de la Agrupación de Asociaciones del Camino del Norte, posando, ayer, en la basílica de Llanes.

Llanes,


Lucas BLANCO


El itinerario del reconocimiento del Camino de Santiago del Norte como Patrimonio de la Humanidad se presume largo, así que representantes de colectivos jacobeos de las comunidades autónomas de Asturias, Cantabria, Galicia, el País Vasco, La Rioja y Navarra se reunieron ayer en Llanes con el fin de hacer una parada y coger impulso.


En total fueron veinte las asociaciones de Amigos del Camino del Norte, acompañadas por miembros de sus respectivos gobiernos autonómicos, que tomaron parte de una jornada en la que todo giró en torno a una ruta que cada vez cuenta con una mayor afluencia de peregrinos, pero que quiere dar en 2013 un salto que le supondría difusión global.


La agenda de actividades comenzó a las diez de la mañana con la capilla de San Roque de la localidad llanisca como punto de partida de una ruta que recorrió los principales puntos de interés religioso de la villa. El presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en el Oriente de Asturias, Guillermo Sordo, fue el encargado de ejercer de guía de un itinerario que llevó a los participantes del encuentro a visitar lugares como la Casa de las Sirenas, la calle del Llegar, la capilla de Santa Ana o la basílica de Santa María del concejo, entre otros.


Ya al mediodía, el propio Sordo sirvió de anfitrión de los actos que tuvieron lugar en la Casa de Cultura de Llanes, que contaron en su presentación con el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Llanes, José Herrero, y con el presidente de la agrupación de asociaciones del Camino del Norte, el tinetense Laureano García.


Sordo señaló que lo que se iba a trabajar a lo largo del día era algo que suponía «lo mejor que le podía pasar al Camino de Santiago», en relación con la petición de que el Camino del Norte, que partiría desde la localidad guipuzcoana de Irún, fuera declarado como Patrimonio de la Humanidad por parte del organismo internacional de la UNESCO. Por su parte, el concejal destacó la importancia de unas rutas que el año pasado atrajeron a unos 2.000 peregrinos por la vía local y la «gran incidencia del Camino de cara a la proyección internacional de la villa de Llanes».


Por su parte, Laureano García aseguró que la declaración sería especialmente positiva de cara a una mayor proyección mundial del Camino, debido al abanico de oportunidades que abriría. «No sería un beneficio automático, pero daría la llave a aparecer en publicaciones de prestigio y obtener mayores ayudas económicas para su promoción», apuntó Laureano García.


Debido a la gran repercusión que tendría para todas las regiones que integran el Camino la obtención de esta prestigiosa declaración, la representante del Gobierno vasco, Amaia Goikoetxea, quiso hacer un llamamiento a trabajar unidos por un objetivo que, según anunció, la pasada semana dio el primer paso al ser solicitado por el Ministerio de Cultura. «Si todo va bien, en el mes de marzo aceptarán la petición del Ministerio y en septiembre estaremos preparados para recibir a unos inspectores a los que esperamos sorprender», declaró una confiada Goikoetxea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook