10 de febrero de 2012
10.02.2012
 
Perfil

«Me gustaría que los alcaldes dieran wifi libre, es un servicio como el agua o la luz»

«Nunca se le dio al sector del turismo rural cobertura administrativa suficiente, tendría que haberse regulado y perseguido a las empresas que trabajan de forma ilícita»

10.02.2012 | 01:00
«Me gustaría que los alcaldes dieran wifi libre, es un servicio como el agua o la luz»

Arriondas


-Es un activo emprendedor, ¿cómo ve a los empresarios de su alrededor?


-Creo que en Asturias tenemos un cierto aletargamiento, pasamos demasiado tiempo reunidos, nos gusta mucho la tertulia. Tenemos que empezar a fijarnos más y a utilizar las nuevas tecnologías. Por ejemplo, cuesta encontrar personas capaces de coordinar labores a través de Skype.


-¿Cuál cree que es su mentalidad?


-El emprendedor asturiano no tiene claro que esto es duro. El asturiano es un poco cómodo, cree que no puede hacer más de lo que hace, quiere hacer rápido el negocio.


-¿Y qué opina de las dificultades de crédito?


-Tenemos que acostumbrarnos a no ir al banco solamente. En el manual del turismo rural ya no hay que buscar cuál es la ocupación, hay que saber qué puede ocurrir en el futuro y buscar la solvencia de otra forma, no sólo en los bancos.


-Empezó a escribir un blog de turismo rural hace seis años, ¿cómo fue?


-Empecé a escribir e iba viendo que los clientes que venían a mis negocios se interesaban por mis opiniones, que podía influir en la toma de decisiones. Ahora me toca una labor más de investigación, creo que es hacia donde deben ir los blog y también el periodismo.


-¿En qué momento estaba el turismo rural cuando usted empezó a escribir?


-Era mucho más apasionante y la «niña bonita» del turismo. La gente quería venir a los pueblos, internet tenía una fuerte apertura y empezaban a existir los valores añadidos como el turismo activo.


-¿Cómo lo ve ahora?


-Existe una importante atomización del sector del turismo rural. El problema es que nunca se le dio la cobertura administrativa suficiente. Si se hubiera regulado lo suficiente y perseguido a las empresas que trabajan de forma ilícita, habría otra situación. Ahora internet vuelve a intermediar en el turismo rural, en unos años, Asturias y España no tendrán otro canal para el turismo.


-Si alguien le pregunta ahora mismo, ¿le aconsejaría invertir en turismo rural?


-Le diría que no es un buen momento para invertir en turismo rural, existen muchos clientes hiperfragmentados y el factor precio es muy importante. Si vas a invertir con precios tan bajos, con descontrol de casas ilegales, no sé de dónde puedes sacar la rentabilidad.


-¿Maneja algún porcentaje sobre casas ilegales en el Oriente?


-En internet existen, pero no puedo dar un porcentaje. Tampoco es una cosa de la que esté muy pendiente, pero creo que se debería intervenir, porque es injusto que algunos nos tengamos que dedicar de forma profesional y otros puedan hacerlo de forma lucrativa, lo que más me preocuparía es que existieran empresas regladas que desviaran clientes a este tipo de casas. En las asociaciones deberíamos dar un paso al frente en este sentido, quizás nos lleváramos alguna sorpresa.


-¿Por dónde van los tiros del sector ahora mismo?


-Tanto los paquetes turísticos como los cupones descuento van a ser la clave, ya hay gente que empieza a funcionar en Asturias. En el turismo rural no lo ven como algo interesante, pero podría llegar a ser.


-¿Qué sería necesario?


-A las cuatro de la tarde de un día de agosto, cuando bajan 4.000 personas el Sella, no encuentras dónde comer en Arriondas. Y que salvo dos sidrerías, lo demás esté todo cerrado, dificulta la creación de paquetes turísticos. Hay que promover sistemas de horarios mucho más amplios y más comerciales, empezar a tratar a los clientes de forma más profesional.


-Entre su actividad profesional destaca la organización de foros, ¿hay falta de comunicación en el sector?


-Las asociaciones a veces se pilotan para ser manejadas desde la administración y los foros cuando son hechos por emprendedores siempre tienen una labor neutral. Quien pilota asociaciones debe ser emprendedor y visionario. La forma en que están organizadas no permite que todas las personas opinen, que creen controversia, están acostumbrados a leer los estatutos.


-¿A quién va dirigido el IV Foro de Turismo y Tecnología que organiza para abril?


-Es un foro muy amplio, abierto a administraciones públicas, empresas de turismo, escuelas de negocio, universidades, va dirigido a todo el mundo. Cualquiera que tenga interés en ver el futuro debería de estar en turismo.as.


-¿Son los empresarios del sector reacios a ponerse las pilas con las nuevas tecnologías?


-Los empresarios son reacios, uno, por desconocimiento y otro, porque se les ha vendido humo. Yo no hago estrategia de redes sociales, sino de marketing online. Ahora mucha gente ha estudiado algo y visita a los empresarios vendiéndoles algo que no existe. El 95 por ciento está en internet y el 5 por ciento en las redes sociales, son un valor añadido y hay que tenerlo en mente y ponerlo en marcha, pero no son la clave del turismo para nada.


-¿Le parecen satisfactorias las posibilidades de conexión que tiene una zona como la comarca del Oriente?


-No son malas, pero me gustaría que los alcaldes del Oriente y de España valoraran la posibilidad de darnos wifi libre. El wifi es una utilidad como el agua o como la luz, si los alcaldes lo valoraran correctamente, en determinadas zonas sí podríamos aportar mucho más al turismo y ser mucho más ágiles de lo que lo somos ahora.


-Usted ha trabajado en proyectos de dinamización de concejos, ¿cómo se podría trabajar en el Oriente?


-Internet es clave para cualquier negocio. Por ejemplo, en la iniciativa de los pinchos en Arriondas, no entiendo que no exista geolocalización de los bares. Creo que esto demuestra que no están preparados para las nuevas exigencias. Hay que mirar si la gente qué viene a comprar aquí viene por un camino y tú vas por el otro.

«Hay que promover sistemas de horarios mucho más amplios y más comerciales, empezar a tratar a los clientes de forma más profesional»


«No es un buen momento para invertir en turismo rural, existen muchos clientes hiperfragmentados y el factor precio es muy importante»


Maestro, empresario y blogger


Juan Otero nació en 1967 en Arriondas. Estudió en el Rey Pelayo de Cangas de Onís y Magisterio antes de aprobar las oposiciones, aunque se quedó sin plaza y empezó a trabajar en el departamento de ventas de una multinacional durante quince años. En este tiempo también tenía empresas de turismo rural en Infiesto y comenzó a escribir su blog. Poco después, se propuso juntar a bloggers con empresarios de turismo en el primer foro turismo.as. En los sucesivos invitó a directivos de compañías como Google, Blackberry o AirBerlin, a las comunidades autónomas y a líderes del sector y la tecnología. En abril celebrará el cuarto foro de Turismo y Tecnología en Oviedo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook