14 de febrero de 2012
14.02.2012
Una propuesta para la zona más alta de la sierra
 

Los cazadores deben elegir entre el rebeco y la cabra montés para repoblar el Cuera

La sociedad cinegética de Llanes buscará el respaldo del futuro Ejecutivo regional para impulsar un proyecto similar al que se desarrolla en el Aramo

14.02.2012 | 01:00
Bernardo Cangas.

Llanes, Ramón DÍAZ

«Pretendemos conciliar todas las voluntades para impulsar la repoblación de la sierra del Cuera con rebecos o cabras montesas». Bernardo Cangas, presidente de la Sociedad de Cazadores del Oriente de Asturias (Socoa), con sede en Llanes, tiene la «firme intención» de sacar adelante un proyecto que, en su opinión, puede suponer un revulsivo para la zona. Eso sí, ha prometido que la repoblación sólo seguirá adelante con el «sí» de los responsables de los cinco cotos del Cuera (Llanes, Cabrales, Ribadedeva, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja). Además, habrá que decidir entre una u otra especie, pues no parece factible reintroducir las dos, según los expertos.


La repoblación de la sierra del Aramo con rebecos procedentes del parque natural de Somiedo es el ejemplo a imitar. Aquel proyecto, iniciado en 2007, resultó todo un éxito y los cazadores de Llanes están convencidos de que en el Cuera ocurrirá lo mismo. De momento, Socoa ya ha conseguido el respaldo de los ganaderos locales, colectivo con el que los cazadores han mantenido tradicionalmente una «guerra abierta», hasta que, hace unos meses, se firmó un acuerdo que ha traído la paz y la concordia.


Bernardo Cangas se encontró con el proyecto para repoblar el Cuera con rebecos o cabras montés cuando accedió a la presidencia de Socoa, en agosto de 2010. Era un proyecto impulsado por la anterior junta directiva, que presidía José Miguel Gutiérrez. Cangas asumió aquella propuesta, que ya contaba con un estudio técnico y del que «siempre se hablaba», pero que muchos socios veían como «algo folclórico». El primer contacto con el Gobierno del Principado, entonces en manos del PSOE, fue esperanzador: el Ejecutivo vio con muy buenos ojos el proyecto, lo calificó de «muy interesante» y animó a los cazadores llaniscos a seguir adelante con él. Dicho y hecho: la junta directiva de Socoa se puso en marcha. El primer paso fue buscar el respaldo de todos los cotos que confluyen en el Cuera. Los cazadores de Cabrales mostraron su preferencia por repoblar la sierra con cabras montés, dado que ya hay rebecos en otras zonas de aquel concejo. El resto de las sociedades cinegéticas no mostraron preferencias por una u otra especie.


Bernardo Cangas admitió que la repoblación con cabras montés sería más rentable, pero tal vez resultaría más fácil conseguir financiación europea para la repoblación con rebecos. El Gobierno de Vicente Álvarez Areces era partidario de seguir adelante con el rebeco. Pero la elección de una u otra especie continúa en el aire.


El cambio de Gobierno en mayo de 2011 no supuso alteraciones en el proyecto. «Los contactos que hemos tenido con el actual Ejecutivo también han sido positivos», señaló Cangas, quien destacó que la nueva convocatoria electoral obliga a esperar la formación del nuevo Gobierno para seguir adelante con el proyecto. Cangas admitió que la «voluntad» del Principado resulta «fundamental» para que el proyecto llegue a buen puerto.


Claro que habrá un paso previo: el coto de Llanes debe renovarse en los próximos meses, dado que su adjudicación a Socoa caducó ayer. Si la sociedad se hace una vez más con la gestión del coto, la junta directiva hablará de nuevo con los demás cazadores con intereses en el Cuera para intentar que el proyecto salga adelante. Y cuanto más rápido, mejor, dado que ahora existen fondos europeos disponibles que encajarían «perfectamente» con esta propuesta, indicó Cangas, quien no tiene del todo claro que en el futuro siga existiendo este dinero.


Socoa se plantea el desarrollo del proyecto «a medio plazo». «Hará falta tiempo para que la especie se aclimate, se extienda, se asiente y alcance mínimo de ejemplares», indicó Cangas, quien considera que la zona más alta del Cuera es «ideal» tanto para el rebeco como para la cabra montés. Es, además, una zona sin apenas aprovechamiento cinegético. «Allí no sube casi nadie», añadió. No obstante, reconoció que la zona alta del Cuera es «la madre del coto», dado que es allí donde se sitúa el «criadero natural» de los corzos y los jabalíes.


«Lo primero que le pedimos al anterior Gobierno fue garantías de que no habría limitaciones de caza, ni más franjas de protección que las que ya existen», indicó Cangas, quien aseguró que su junta directiva sería la primera que desecharía el proyecto si implicara nuevas prohibiciones cinegéticas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine