16 de febrero de 2012
16.02.2012
Orientalia

Campaña sin promesas

16.02.2012 | 01:00
Campaña sin promesas

La campaña electoral que está a punto de caernos encima será, probablemente, la primera de la historia de Asturias sin promesas materiales. No es sólo la sequía de las arcas públicas, que también, sino que los políticos ya deben haber aprendido que las ocurrencias y los brindis al sol pueden salir muy caros en tiempos de crisis, cuando el ciudadano de a pie las está pasando canutas. La indignación de los administrados con los administradores es más que evidente. Y quien no lo quiera ver, allá él o ella. Así que la campaña electoral previa al 25-M será, con honrosas excepciones, un sumatorio de ataques, insultos y rifirrafes, en el que los unos intentarán meter miedo con lo que podría ocurrir si ganan los otros y viceversa. Y todos, eso sí, prometerán que van a ser muy requetebuenos. Lo mismo que los niños de preescolar cuando acaban de armar una gorda. Y lo mismo que los infantes, la mayoría se olvidará a los cinco minutos de lo prometido. O sea, lo de siempre, pero sin un euro en las alforjas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook