01 de mayo de 2012
01.05.2012
Un daño ambiental que comenzó hace décadas
 

Los ecologistas exigen acabar con los vertidos al Duje en los Picos

La Coordinadora considera «inconcebible» que se arrojen residuos agroganaderos en el interior del parque nacional

01.03.2012 | 01:00
Vertido de aguas negras al río Duje, en Cabrales, en el parque nacional.

Carreña de Cabrales,

Ramón DÍAZ

«Vergüenza» es el calificativo que ha utilizado la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies (CEA) para referirse a los vertidos agroganaderos que afectan desde hace décadas al río Duje, en la localidad de Tielve, en Cabrales. El colectivo ecologista considera «inconcebible» que esta situación se produzca dentro del parque nacional de los Picos de Europa, en un lugar de interés comunitario (LIC), una Reserva de la Biosfera, un espacio comprendido en la red Natura 2000, en un río afluente del Cares, uno de los más trucheros de España, a la orilla de una carretera, al lado de una población y en una zona muy turística con un notable impacto en el entorno. La CEA ha exigido a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico que acometa sin demora las obras de saneamiento del Duje a su paso por Tielve.


La CEA subrayó que se trata de un proyecto recogido en el plan de gestión del agua del parque nacional, firmado por el Ministerio de Medio Ambiente, la Confederación y el Principado. Un proyecto publicado en el «Boletín Oficial del Estado» (BOE) el 8 de agosto de 2011, por resolución de la Secretaría de Estado de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente, sobre la evaluación ambiental del proyecto de restauración fluvial del río Duje. Desde entonces, no se ha sabido más del saneamiento ni de los plazos para su ejecución, indicó la CEA.


El proyecto consiste en la implantación de una red específica para estiércol fluido que, con acometidas en todas las explotaciones ganaderas, sería conducido por gravedad hasta un depósito de acumulación a implantar junto a la depuradora existente. Las nuevas redes de saneamiento independientes discurrirían por la traza del nuevo vial paralelo al cauce del río Duje y a la carretera CA-1, orientando las aguas urbanas hacia la depuradora existente y los purines a un depósito de acumulación.


Los ecologistas incidieron en que desde el año 2007 se producen «continuos anuncios del inicio de las obras de restauración fluvial del río Duje y de su pronta ejecución por parte del Ministerio», pero «pasan los años y vemos cómo el río sigue padeciendo continuos vertidos de purines y suero de queso, nada se ha realizado y la situación del cauce en épocas de escaso caudal es lamentable, como hemos comprobado en los últimos meses. Vertidos con una clara afección sobre la calidad de las aguas, sobre el entorno inmediato que la sufre», añadió la CEA.


Según el grupo conservacionista asturiano, resulta «inconcebible» que un caso reiterado de vertidos en un espacio natural no tenga solución por parte de los organismos responsables del espacio, es decir, el Ministerio de Medio Ambiente, el Principado y el Ayuntamiento de Cabrales».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine