05 de mayo de 2012
05.05.2012

Sin noticias de Felipe Peñil

Dieciséis barcos asturianos y cántabros buscaron ayer infructuosamente al marinero de Bustio desaparecido hace 12 días

04.03.2012 | 01:00
Uno de los pesqueros, a su llegada a Bustio, con la embarcación del desaparecido en primer término.

Bustio (Ribadedeva),


Emilio G. CEA


Dieciséis embarcaciones procedentes de los puertos de Bustio, Llanes, Ribadesella y San Vicente de la Barquera (Cantabria) buscaron ayer sin éxito, durante toda la mañana, al marinero de Bustio de 53 años Felipe Peñil, que desapareció el 21 de febrero cuando faenaba a bordo de la embarcación que capitaneaba, «El César», frente a las costas de la localidad cántabra de Pechón. En las labores de búsqueda participó también la embarcación de salvamento marítimo «Sant Carles», con base en el puerto de Llanes.


Es la segunda vez desde su desaparición que sus compañeros marineros y, en su mayoría, familiares (la familia Peñil, de gran tradición marinera, está fuertemente enraizada en el puerto de Bustio además de tener también embarcaciones en San Vicente y Ribadesella) salen en su búsqueda. Del puerto de Bustio buscaron a Felipe las embarcaciones «Estrella la Mañana», «El Diana», «Nuevo Monteveo», «María Rebeca», «El Adriana» y el «Punta Mendia». Desde Llanes salió para el rastreo la embarcación «Alfonso V» y desde Ribadesella lo hicieron «El Uribarri», «Velamar», «Mares del Señor», «Punta Carreros» y el «Azkena». En la localidad cántabra de San Vicente de la Barquera se apuntaron los barcos «Peñil Bárcena», «Hermanos Peñil», «Esmeralda» y «Peñil González».


El ambiente en Bustio desde primera hora de la mañana nada tenía que ver con el de un sábado normal, cuando las embarcaciones descansan amarradas. Ayer tan sólo permanecía atracado «El César», el barco de Felipe Peñil. El desánimo y las caras de resignación eran la tónica general de los marineros mientras iban llegando al puerto de Bustio tras el infructuoso rastreo. «No hemos visto nada, ni siquiera troncos de madera», se lamentaba José Antonio Peñil. La búsqueda abarcó la franja costera desde Ribadesella hasta San Vicente.


El presidente de la cofradía de pescadores de Bustio, Jesús Peñil, llegaba del rastreo con rostro serio. «La visibilidad de la mar era muy buena, pero no hemos visto nada», confirmaba. Jesús, en nombre de la familia Peñil, quiso agradecer los esfuerzos que están llevando a cabo sus compañeros marineros, además de Salvamento Marítimo, Guardia Civil y Cruz Roja. También quiso agradecer el apoyo que la gente está ofreciendo a su familia en estos momentos tan duros. «Tendremos que seguir esperando», concluyó.


A última hora de la tarde de ayer, varios helicópteros sobrevolaron la zona costera de Llanes frente a la localidad de Barro, ante el aviso dado por una persona que dijo haber visto un punto flotando en el agua que no pudo identificar. La búsqueda finalmente se suspendió entorno a las 20.00 horas horas por falta de luz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine