15 de mayo de 2012
15.05.2012
 

Vecinos de Llames impugnan el proyecto para arreglar el acceso a los bufones

El colectivo destaca que el Ayuntamiento de Llanes se propone extender las obras «hasta las zonas más sensibles de los acantilados» del área

14.03.2012 | 01:00

Llanes, Ramón DÍAZ

La pretensión del Ayuntamiento de Llanes de reparar el acceso a los bufones de Llames de Pría ha generado una nueva polémica, al impugnar un colectivo vecinal de la localidad el proyecto, autorizado por la Dirección General de Ordenación del Territorio y Urbanismo. Los vecinos que rechazan el proyecto sostienen que el Ayuntamiento ha hecho «trampa», al presentar al Principado una fotografía del año 2003, que no se corresponden con la realidad actual del terreno. Lo más grave del asunto, según los vecinos, es que los dirigentes locales han ocultado la existencia de un «aparcamiento ilegal», construido por el propio Ayuntamiento en 2004, con el objetivo de que las obras vayan más allá de este punto, hasta el borde mismo de los acantilados.


La Asociación de Vecinos de Llames de Pría subraya en su alegación al proyecto que la autorización para el arreglo del acceso está «condicionada al establecimiento de un punto de control del tráfico que impida el acceso a los vehículos privados a la zona, lo que vuelve a dar la razón a las tesis defendidas por nuestra asociación sobre la necesidad de proteger la zona, tal como marca la ley». El colectivo destaca que la prohibición de acceso no afecta, «en ningún caso, a los vehículos agrícolas o ganaderos que deban acceder a las fincas».


Vecinos de Llames denunció asimismo la pretensión de los dirigentes llaniscos de extender las obras «a una zona que no se corresponde con el camino de acceso, sino que está situada, más allá del aparcamiento ilegal que el mismo Ayuntamiento construyó en 2004 y que permitiría el acceso indiscriminado de vehículos a las zonas más altas y medioambientalmente más sensibles de los acantilados y al corazón mismo del campo de bufones». Por todo ello, el colectivo lanza varias peticiones al Gobierno regional, entre las que figuran la paralización cautelar del permiso concedido hasta la realización del arreglo, sólo en la zona del camino, por parte del Principado, de forma subsidiaria y a costa del Ayuntamiento de Llanes.


«Como vecinos no entendemos el empecinamiento del Ayuntamiento de Llanes en tomar medidas que conducen al gravísimo deterioro medioambiental de la zona, en contra de la opinión de miles de usuarios que, por diferentes procedimientos (firmas, envío de postales, concentraciones de protesta, etcétera), se lo han dicho ya hasta la saciedad», señaló la Asociación de Vecinos de Llames de Pría.


Por otro lado, la Asociación de Vecinos de Celoriu «La Hoguera» reclamaba también ayer atención para otro punto del concejo, en este caso las ruinas de la ermita de San Martín. Una ermita, según «La Hoguera», «abandonada», pese a que el Principado exigió hace casi un año al Ayuntamiento un proyecto para consolidar las ruinas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook