26 de junio de 2012
26.06.2012

Cruz Roja, de estreno en Ribadesella

La asamblea local inaugura su remozada sede y anuncia la incorporación de 8 nuevos voluntarios en los últimos dos meses

27.04.2012 | 02:00
De izquierda a derecha, Charo Fernández, Jesús Amas y Celia Fernández, ayer, en la reformada sede de Cruz Roja.

Ribadesella, P.MARTÍNEZ


Cruz Roja de Ribadesella está de estreno. Ayer inauguró la reforma del local en el que han desempeñado su labor durante los últimos cuarenta años, en la calle Coronel Bravo de la villa, pero además anunciaron que en los últimos dos meses se han incorporado ocho voluntarios más. En total son 85, con una treintena más activa, las personas que, de forma silenciosa y desinteresada desarrollan un trabajo solidario en el municipio.


A la presentación de la reforma, que se inició el pasado octubre y finalizó en febrero, asistieron la alcaldesa de Ribadesella, Charo Fernández Román; el presidente de la asamblea local, Jesús Amas, y la presidenta autonómica de Cruz Roja, Celia Fernández. También estaban representantes de la Guardia Civil, del 112 Asturias y voluntarios de la delegación riosellana.


La Cruz Roja comenzó en el municipio en los años 70 vinculada al salvamento marítimo, continuó siendo destino para realizar el servicio militar obligatorio y más tarde acogió a los objetores de conciencia. Ahora cubre una larga lista de programas con un denominador común: ayudar allí donde se los necesita.


Reparten alimentos y participan en los equipos de respuesta inmediata en emergencias (colaboran con el salvamento y la búsqueda acuáticos), dan servicio de albergue y avituallamiento y atención psicosocial. Además, trabajan en prevención terrestre y acuática en actividades deportivas, colaboran con el salvamento marítimo, realizan salvamento en playas y prestan servicio de teleasistencia a aquellos que lo necesitan. El presidente de la asamblea local, Jesús Amas, destaca que «la necesidad está más cerca de lo que pensamos» y llama a la colaboración ciudadana y vecinal para llegar a los usuarios que precisen ayuda, por ejemplo, con el reparto de alimentos. El año pasado fueron 54 las familias riosellanas que se beneficiaron de los excedentes de la Unión Europea que reparte Cruz Roja. Amas subraya que, en el reparto de marzo, la demanda de alimentos se incrementó en Ribadesella en ocho unidades familiares más que en diciembre. La asamblea quiere, además, prestar ayuda laboral a quienes lo necesiten en el municipio. Para ello, empezarán a colgar carteles con información sobre ofertas de empleo en el tablón de la sede y orientarán a cuantos soliciten ayuda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine