28 de junio de 2012
28.06.2012
40 Años
40 Años
 
La evolución de un ejemplar protegido
 

Un ave tocada del ala, pero no de bala

Los veterinarios de la Consejería de Agroganadería descartan que el halcón peregrino encontrado herido en Llanes, que ya se recupera en Infiesto, recibiese una perdigonada

28.04.2012 | 02:00

Infiesto (Piloña),


Lucas BLANCO


Aunque la mala fama ganada a pulso por la especie humana provocó que todos los dedos volvieran a apuntar a la mano del hombre como autora de un nuevo y cruel capítulo contra el mundo animal, los veterinarios de la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos descartaron ayer que el halcón peregrino encontrado en la tarde del pasado jueves en la localidad llanisca de La Pereda hubiese sido herido por un perdigón, como en un principio se pensó tras la evaluación de un veterinario del concejo.


El halcón fue encontrado al filo de las cuatro y media de la tarde por el empresario hostelero de La Pereda Manuel Martín Tornero. Tras ser trasladado en un primer momento a la clínica llanisca Mundo Vivo, el veterinario le diagnosticó la rotura de uno de los ligamentos de un ala y apuntó a la posibildad de que la herida se le hubiese producido por el disparo de un perdigón.


Sin embargo, esta hipótesis fue desechada ayer tras un examen más profundo realizado por el veterinario de la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos Álvaro Oleaga en el centro de recuperación de fauna silvestre de Infiesto, adonde el animal llegó procedente de Llanes en torno a las once de la mañana en un vehículo de dicha consejería, bajo la responsabilidad de uno de sus guardas.


Una vez allí se le practicaron al halcón las pruebas pertinentes. Entre ellas, una radiografía que sirvió para desestimar la posibilidad de que el daño fuese producido por una perdigonada, al no haber restos del material con el que se fabrican las balas. Sin embargo, no se pudo arrojar luz acerca de las posibles causas del traumatismo que produjo la lesión muscular, cuya intervención quirúrgica también fue descartada por los veterinarios ante las dificultades que entrañaría y las dudas sobre un resultado óptimo.


El propio Oleaga señala que, según las informaciones que se le habían trasladado desde la clínica veterinaria de Llanes, el animal (un macho, según se pudo confirmar) ya no podría volver a volar con normalidad. «Intentaremos que recupere al menos condiciones necesarias para poder cortejar y reproducirse», indicó el veterinario.


De momento, desde la consejería informan de que, una vez practicadas las curas pertinentes al animal, éste permanecerá en observación durante los próximos días con el objetivo de estudiar la evolución de sus heridas para programar los siguientes pasos de su recuperación.


El de este halcón es el segundo caso en esta semana de rescate de un ejemplar de una especie avícola amenazada en el concejo de Llanes después de que el pasado martes fuese encontrada un águila real moribunda en el pueblo de la Malatería por el vecino Ángel Tárano. El ave había ingerido un veneno utilizado para eliminar a lobos y buitres, pero gracias al cuidado del veterinario Luis Bernardo fue curada y devuelta a su hábitat natural dos días más tarde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook