16 de junio de 2013
16.06.2013

«El Lobo», el último del Mazucu

El veterano militante comunista de 97 años Felipe Matarranz recibe un sentido homenaje de sus camaradas en Colombres

16.06.2013 | 00:00
Alejandro Argüelles, del PC; Borja Llorente, Carlos Portomeñe, Felipe Matarranz y Francisco de Asís Fernández, ayer, en Colombres.

Colombres (Ribadedeva),


Emilio G. CEA


Más de un centenar de personas se dieron cita ayer en la Casa de Cultura-Casa de Piedra de Colombres para homenajear al legendario militante comunista y guerrillero antifranquista Felipe Matarranz, «El Lobo», uno de los últimos supervivientes de la legendaria batalla del Mazucu y condenado a dos penas de muerte en el franquismo. En el acto, organizado por Partido Comunista de Asturias, la Juventud Comunista de Asturias y la Federación Asturiana «Memoria y República» (FAMYR), estuvieron presentes, entre otros, Francisco de Asís Fernández, secretario general del PCA; Borja Llorente, responsable del PCA de Llanes, y Carlos Portomeñe, miembro de la dirección del PCE.


Matarranz, de 97 años y visiblemente emocionado, recibió una placa del Ayuntamiento de Ribadedeva de manos del regidor, Jesús Bordás, y otra del PCA. Borja Llorente hizo entrega a «El Lobo» del carné del PC de este año. «Llevo luchando desde los 7 años para no ser esclavo voluntario y por la clase obrera», aseguró Matarranz. Carlos Portomeñe destacó durante los parlamentos que «la actual crisis económica, política, financiera y medioambiental no es pasajera, sino coyuntural, como consecuencia del fracaso del sistema capitalista», y alertó del peligro de que en las actuales circunstancias vuelva a resurgir la ideología fascista.


«No hay fuerza que pare a los ideales», aseguró en referencia al homenajeado. «Felipe Matarranz es un comunista imprescindible», manifestó Francisco de Asís Fernández.


En opinión del secretario general del PCA, «el mejor homenaje que podemos hacer a Felipe Matarranz es continuar con su lucha, para lograr un cambio justo que tiene en el horizonte la plena emancipación de la humanidad», indicó.


Borja Llorente calificó a su camarada Matarranz de «militante ejemplar» y de «guerrillero de la memoria». El acto finalizó con todos los presentes entonando la «Internacional» puño en alto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook