15 de enero de 2014
15.01.2014
40 Años
40 Años

Parres, ganaderos en rebeldía

La mayor parte del ganado no se moverá de los pastos que se quieren acotar y el Ayuntamiento estudia una votación

15.01.2014 | 01:37
Díaz y Manjón entregan el recurso en el registro del Ayuntamiento parragués.

Los ganaderos parragueses no moverán a sus animales de los pastos comunales que la Junta municipal quiere acotar. Al menos así lo hará la mayoría de los afectados, que además ha firmado un recurso contra la decisión de que esta superficie se cerrase hoy mismo al pasto y no se abriese hasta el 20 de abril. La medida ha quedado paralizada mientras el Ayuntamiento contesta el recurso y el alcalde, Marcos Gutiérrez (PSOE), explicó que no está "cerrado a nada" y sí vela "por el interés general. Si la mayoría de ganaderos está contra el acotamiento tendríamos que mirarlo, convocar una asamblea y someterlo a votación", añadió el regidor. De los 36 ganaderos que echan animales a pastar al monte Cetín y la Cuesta de Parres, 23 (el 64 por ciento) han firmado el recurso que presentaron ayer Francisco Blanco Granda y Ángel Díaz Manjón en el registro municipal.

En los 40 años que lleva Blanco en la profesión "el monte nunca se acotó". Asegura que esta decisión llega motivada por los "intereses personales" de los ganaderos que están en la Junta municipal de pastos, "que sólo suben ganado en verano". Defienden a quien lo necesita todo el año pues, como es su caso, las cabañas rondan el centenar de ejemplares e incluyen razas como la asturiana de la montaña, que Blanco, de Llerandi, nunca mete al establo. Frente a la supuesta necesidad de acotar los pastos aseguran que lo que necesita el monte es "limpieza, quemas controladas y arreglar los bebederos" y no restricciones de tiempo. Con todo, afirman que "el mayor rechazo de los ganaderos no fue hacia el hecho sino hacia las formas" y están dispuestos a acatar un acotamiento decidido por votación en una asamblea de ganaderos.

Esta es precisamente la puerta que abrió el Alcalde, quien explicó que el Ayuntamiento no tiene "ningún capricho" en acotar el monte comunal, sino que "busca el beneficio general". Los ganaderos también piden que se renueve la Junta de Pastos, integrada por profesionales y miembros del equipo de gobierno y que lleva más de una década con los mismos miembros, cuando la ordenanza establece mandatos de dos años. Gutiérrez apuntó que "si no se retrasa mucho la aprobación definitiva de la nueva ordenanza", ahora pendiente del Principado, esperarán a su publicación para renovar la Junta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook