28 de febrero de 2014
28.02.2014

Un cambio en el proyecto retrasa la piscifactoría de Soto de Dueñas

La empresa añade un centro de transformación eléctrica que necesita el visto bueno de Medio Ambiente

28.02.2014 | 01:52
Las viejas instalaciones de la piscifactoría de Soto de Dueñas.

La licencia municipal para construir la piscifactoría de esturión que está proyectada en la localidad parraguesa de Soto de Dueñas se ha visto retrasada por un añadido solicitado por la empresa Asturion Union, S. L. En concreto se trata de un centro de transformación eléctrica que la Consejería de Medio Ambiente del Principado debe aprobar.

El equipo de gobierno local está a la espera de que el departamento regional informe favorablemente para conceder la citada licencia. "Si no hubiera sido necesario este centro de transformación, la licencia ya estaría desde agosto del año pasado", aseguró el alcalde del municipio, el socialista Marcos Gutiérrez.

La piscifactoría está proyectada en las antiguas instalaciones de una fábrica del mismo tipo que hay abandonada en Soto de Dueñas. La empresa presentó un proyecto pionero en la región para producir caviar a partir de la hueva del pez esturión, una especie originaria de los ríos y lagos del este de Europa y centro de Asia.

El regidor parragués destacó que este proyecto ha pasado por dos evaluaciones de impacto ambiental, así como también "hubo que elaborar un plan especial, pedir un informe a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, a la Dirección de Carreteras y a la Consejería de Medio Ambiente. Es un proceso que se alarga en el tiempo", añadió.

El impacto ambiental y el plan especial fueron aprobados por la junta de gobierno municipal en septiembre de 2012 y tras ellos se recibieron las primeras alegaciones de los grupos ecologistas, que han advertido varias veces sobre el peligro de introducir esturiones en el río Piloña, del que "beberá" la planta, y sobre los residuos que ésta producirá, entre otros puntos. La Coordinadora Ecoloxista d´Asturies remarcó que el río Piloña forma parte del LIC (Lugar de Interés Comunitario) Río Sella de la Red Natura 2000 y es "un espacio singular de alto valor natural". Los promotores solicitaron la licencia de apertura en octubre de 2012 y en mayo de 2013 pidieron la de obras. "En agosto de 2013 los servicios técnicos municipales informaron favorablemente la obra", relató Marcos Gutiérrez antes de añadir que ya entonces se podrían haber empezado los trabajos, pero poco después la empresa solicitó poner "un edificio auxiliar para centro de transformación eléctrica para la planta". Es preceptivo que esto sea informado nuevamente por la Consejería de Medio Ambiente, por cuya contestación están esperando en Parres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído