17 de mayo de 2014
17.05.2014

José Balmori: "La ley de Administración Local es un amagüestu inaplicable"

Los concejos alertan en Llanes sobre el impacto negativo de la norma

17.05.2014 | 02:17
Por la izquierda, Vidal Campa, Álvarez Campillo, Molpeceres, Balmori y Vélez González, ayer, en el Instituto de Llanes.

"Un amagüestu inaplicable desde el punto de vista administrativo". Así calificó ayer el director general de Administración Local, José Balmori, la ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local que durante los dos últimos días ha sido analizada en Llanes, en un foro en el que tomaron parte más de un centenar de personas.

El encuentro, que ha tenido lugar en el salón de actos del Instituto de Llanes, se clausuró ayer con una mesa redonda en la que, además de Balmori, tomaron parte la alcaldesa de Llanes, Dolores Álvarez Campillo; el presidente de la Federación de Municipios de Cantabria, Julián Vélez González; y el secretario general de Presidencia y Justicia del Gobierno de Cantabria, Javier José Vidal Campa.

El secretario del Ayuntamiento de Llanes, Santiago Fernández Molpeceres, ejerció de moderador. "La ley no dignifica la figura de los alcaldes y concejales", aseguró la regidora llanisca durante su intervención. Álvarez Campillo alertó de que la ley puede provocar una despoblación del medio rural al no poder atenderse las demandas de estos ciudadanos. "Esto es una de las cosas que más me preocupan", manifestó la edil.

En opinión de Julián Vélez González, "las verdaderas reformas fueron la ley de Estabilidad Presupuestaria y el Plan E". Para el presidente de la Federación de Municipios de Cantabria el asunto de la hipotética reducción del número ayuntamientos es una "cuestión secundaria". "Hemos gastado el dinero de Europa y no se ha logrado fijar a la población en el territorio", indicó. Vélez González cerró su alocución formulando a los presentes la siguiente pregunta: "¿Qué es más importante, que un Ayuntamiento tenga a un liberado que se ocupe de dar servicios a la gente para, por ejemplo, solucionar problemas relativos al abastecimiento de agua de un determinado pueblo o que exista una persona trabajando en un campo de golf público para que una parte de la población puede practicar este deporte a un precio de coste inferior?".

"La ley no supone un cambio radical aunque es normal que durante los primeros meses surjan dudas y se produzcan muchas consultas", sostuvo Javier José Vidal Campa, quien añadió que la finalidad de la nueva legislación "no es privatizar servicios", pero "los ayuntamientos van a poder seguir haciendo muchas cosas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído