03 de septiembre de 2014
03.09.2014

A contratación el plan de actuación para reducir los daños por inundaciones en Arriondas

Incluye elevar los cajeros del Sella y el Piloña, mejorar la capacidad de desagüe del Chicu y eliminar el tapón que se produce en la zona de Ricao

03.09.2014 | 02:00
Evacuación del Hospital de Arriondas, en 2010.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) ha licitado la redacción del proyecto de defensa frente a inundaciones en Arriondas. Así lo anunció ayer el boletín estatal, "BOE", donde se recoge un importe total de 343.207 euros y una fecha límite para que las empresas presenten sus ofertas, el próximo 30 de septiembre. La CHC valorará con 80 puntos la oferta económica y la técnica con 20 puntos y requieren a las empresas aspirantes solvencia económica, financiera, técnica y profesional.

El organismo estatal se comprometió con el Ayuntamiento de Parres a elaborar un documento que recoja diferentes intervenciones para minimizar los efectos de las inundaciones y evitar que las avenidas extraordinarias de los ríos Sella, Piloña y Chicu causen daños como los que la capital parraguesa vivió en junio de 2010.

Entre las actuaciones a ejecutar en la primera fase, el estudio realizado previamente por la CHC recoge elevar los cajeros a lo largo del río Piloña 1,50 metros, ampliar el ancho del cauce unos 60 metros y sustituir el puente rodado que da acceso al parque de La Concordia.

Propone, además, elevar el cajero del río Sella en la zona del barrio de "El Barco" hasta una altura de 1,5 metros, mejorar la capacidad de desagüe del cauce del río Chicu mediante el recrecido de las actuales defensas y la constitución de nuevas secciones de encauzamiento, además de sustituir el puente que le pasa por encima. Por otra parte y de cara a eliminar el riesgo de inundaciones en caso de avenidas mayores, la CHC plantea ejecutar, en una segunda fase, las actuaciones necesarias para eliminar el tapón en las curvas de Ricao. El organismo optará por la creación de un canal de alivio por la vega o por rebajar esta para que, en caso de fuertes lluvias, se pueda evacuar mayor caudal del que ahora permite.

El estudio, que estuvo expuesto al público en la Casa de Cultura de Arriondas, detectó 72 "puntos negros", entre los que destacan "los puentes sobre los ríos Piloña, Sella y Chicu, una zona donde hace curva el Sella detrás de la zona escolar y más abajo, donde está el pozo de Ricao, que hace cuello de botella y cuando crece mucho el río hace un poco de tapón", describió entonces el regidor parragués, el socialista Marcos Gutiérrez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído