Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La actividad económica en la comarca, a debate

El alto precio de los locales, freno para la creación de empresas en la comarca

Ribadesella, Cangas de Onís y Llanes son los lugares donde, según las empresarias, es más caro abrir negocio

Un instante del taller llanisco, ayer.

Un instante del taller llanisco, ayer. EMILIO G. CEA

El alto precio del alquileres de los locales es una de las barreras que más echan hacía atrás a las mujeres del Oriente a la hora de poner en marcha un negocio. Esta es una de las conclusiones que sacan algunas de las emprendedoras que han tomado parte en el curso "Formación para la iniciación de la empresa" que ayer se clausuró en el centro de empresas de Llanes.

Ribadesella, Cangas de Onís y Llanes son en opinión las futuras empresarias los lugares donde más caro resulta iniciar una aventura empresarial. A esto hay que sumar la ausencia de ayudas y subvenciones. En el curso impartido por la Escuela de Emprendedores y Empresarias de Asturias han tomado parte doce féminas. Todas destacan la importancia de este tipo de talleres para dar el primer paso hacia el autoempleo y en la necesidad del trabajo en red.

Laura Rubio tiene las cosas muy claras. El año que viene pondrá en marcha su propio estudio de interiorismo. "Iniciativas como estas son útiles para saber cómo empezar", explicó. Clara Martín ha trabajado hasta la fecha como fisioterapeuta en hospitales, centros de atención temprana y centros privados de Madrid. En unos meses abrirá su propia clínica en Llanes donde también ofrecerá su experiencia para la atención de niños y bebés. Bajo su punto de vista su nicho de negocio a la hora de arrancar juega en desventaja en relación a otros establecimientos de este tipo ya existentes. "En mi caso emprender no es fácil pues al ser abrir un centro sanitario te exigen muchas cosas que no piden a centros que ya llevan tiempo funcionando", dice.

"No es sencillo emprender. Faltan recursos. Yo tengo experiencia en el funcionamiento de una empresa familiar. Mi madre hizo un curso como este hace años y abrió un tienda de jardinería en Llanes por lo que ya tenía una noción de cómo funciona esto", indicó Sara Arduengo quien tiene en mente abrir en Cangas de Onís una imprenta digital.

La directora de la escuela, Asunción Luzán, y la directora del Instituto Asturiano de la Mujer, Carmen Sanjurjo, aseguraron que los negocios que las mujeres emprendedoras de la región están poniendo en marcha en los últimos tiempos tienen que ver sobre todo con dos campos: el sector servicios y el de la agroalimentación. En este último apartado Sanjurjo destacó la importancia de las nuevas estrategias de innovación y en la posibilidad de exportar la producción al extranjero.

Compartir el artículo

stats