04 de enero de 2015
04.01.2015

Enma trae buenas noticias

El primer bebé nacido en la comarca, que se hizo esperar hasta la noche del día 2, es una niña hija de una empleada del quiosco de prensa del hospital de Arriondas

04.01.2015 | 01:38
María Luisa López, María Sánchez y Lidia López, junto a la recién nacida, Enma Sánchez López, ayer en el hospital de Arriondas.

El primer bebé nacido en la comarca del Oriente en el recién estrenado 2015 se hizo esperar, pero ya tiene nombre y apellidos. La pequeña Enma Sánchez López, de madre parraguesa y padre cangués, dormía ayer plácidamente en brazos de su madre y de su tía tan sólo catorce horas después de venir al mundo, pasadas las nueve y media de la noche del viernes 2.

Su hermana de once años, María, no perdía de vista al nuevo miembro de la familia. Da la casualidad de que la madre del primer bebé de la comarca del nuevo año tiene su puesto de trabajo en el mismo hospital donde ayer dio a luz a su segundo hijo. Desde hace diez año es una de las empleadas del quiosco de prensa del hospital de Arriondas. Personal sanitario y demás trabajadores del centro hospitalario parragués fueron las primeras personas que visitaron a la pequeña desde primera hora. Enma era ayer el centro de atención.

La pequeña, que pesó al nacer dos kilos y medio, nació a las 21.28 minutos del pasado viernes tras un parto natural. Su madre no salía de cuentas hasta el próximo día diez. La pequeña vino al mundo precisamente el mismo día de su santo, circunstancia que ayer destacaba su madre. "Hace tiempo que había decidido llamarla Enma, pues me gustan los nombres cortos. El mes pasado una amiga me había dicho que iba a nacer el día dos de enero coincidiendo con su santo y me lo tomé a broma", indicó. María Luisa López, conocida entre familiares y amigos como Marisi, no ocultaba ayer su felicidad. "Ayer (por el viernes) tenía cita en el hospital a las diez y media para monitorizar. A las ocho y media de la mañana empecé a notar las primeras contracciones. En ese momento supe que Enma estaba en camino", relata. En compañía de su hermana, Lidia López, ingresó a toda prisa en el hospital. Durante el alumbramiento estuvo presente el padre de la criatura, Francisco Sánchez. "Estaba trabajando en Gijón y llegó sobre las cuatro de la tarde", apuntó su esposa. "El parto fue bien, sobre todo tras ponerme la epidural; antes tuve que aguantar las contracciones", recordaba la madre, quien deberá guardar reposo en el centro hospitalario del Oriente hasta el próximo lunes.

Las primeras horas de Enma no han podido ser más tranquilas. "De momento es muy buena y se porta muy bien, durmió toda la noche. Tan sólo tuve que despertarla dos veces para darle el pecho", indicó Marisi.

"Me gustan mucho los niños", aseguró la orgullosa tía, Lidia López, quien será madrina de la recién nacida. "Es una cosina preciosa", exclamó mientras la sujetaba en brazos.

Conchi Suárez Cuadriella, cocinera del hospital, fue la primera persona que ayer visitó a la madre y a la recién nacida. "Es para comérsela. Menos mal que yo todavía no soy abuela, pues con una criatura así en casa no haría nada y estaría todo el día pendiente de ella", confesó entre risas. La hermana de Enma, María, se mostraba ayer encantada con la nueva integrante de la familia Sánchez López. "Llevaba mucho tiempo esperando una hermana y por fin ha venido con el nuevo año", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook