14 de febrero de 2015
14.02.2015

La retroexcavadora apura los trabajos de limpieza en la zona del desprendimiento

La máquina dejará de funcionar mañana para permitir el transporte del material

14.02.2015 | 03:01
Dos operarios junto a la minirretroexcavadora que trabaja en la limpieza del "argayón" de Parres, ayer.

Los trabajos para arrancar los materiales inestables de la ladera situada entre Sotu Dueñes y Arobes, donde se produjo un desprendimiento que obligó a cortar la nacional 634 hace justo una semana, siguen adelante. La retroexcavadora que, suspendida con la ayuda de una grúa telescópica, inició el jueves la limpieza del talud continúa hoy con la tarea, según explicó el encargado de dirigirla, Juan Bautista. No ocurrirá lo mismo mañana, cuando sólo trabajará la pala y los camiones encargados de transportar el material desprendido hacia un vertedero situado en Triongu (Cangas de Onís). Y es que la presencia de la voluminosa grúa, unida a la gran cantidad de piedra que se desprende de la ladera cubriendo por completo los dos carriles de la vía, imposibilitan el paso a los conductores, que de momento acopian los sedimentos en una curva situada a pocos metros del "argayón". Los trabajos de limpieza con la retroexcavadora se reanudarán a comienzos de la próxima semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook