06 de junio de 2015
06.06.2015
El debate sobre la futura ordenación territorial del concejo

El Plan General de Parres prevé 2.430 nuevas viviendas, la mitad en los pueblos

El documento urbanístico, que se expone desde ayer al público, propugna potenciar el municipio como "Puerta de los Picos de Europa"

06.06.2015 | 02:47

El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Parres prevé la construcción en el próximo decenio de un máximo de 2.430 viviendas, la mitad de las cuales se levantarían en los pueblos y más de un millar en Arriondas. Ello pese a que, como se reconoce en el propio documento, los pronósticos de crecimiento para todo el concejo en la próxima década, según recoge el Plan General, oscilan "entre 570 y 950 viviendas". El documento urbanístico, que se expone al público desde ayer hasta el 5 de agosto, propugna potenciar la situación geográfica del concejo como "Puerta de los Picos de Europa" y propone avanzar de la mano de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico en la ejecución de obras que impidan nuevas inundaciones en Arriondas, dado que buena parte de la estructura urbana de la villa, en la que confluyen los ríos Sella, Piloña y Chico, se ubica en terrenos inundables.

La capacidad máxima del PGOU alcanza las 2.430 viviendas, de las cuales 1.160 se construirían en suelos urbanos (la inmensa mayoría en la capital del concejo), 1.200 en los núcleos rurales y las 70 restantes en un área de suelo urbanizable prevista en l zona de Vega Deu, situada al sur de la localidad de Prestín, en las inmediaciones de la ciudad de Cangas de Onís. Todos los cálculos se realizan sobre viviendas con 100 metros cuadrados de superficie media.

En todo caso, el documento urbanístico admite que las 1.200 viviendas propuestas en los pueblos del concejo "no dejan de ser más virtuales que otra cosa, de tal manera, que, el crecimiento real sería "aproximadamente de un 25 por ciento de las existentes"; esto es algo más de 500, pues en la actualidad el número de viviendas estimadas en la zona rural del concejo es de 2.212.

El documento destaca que esas 1.200 viviendas propuestas son exactamente las mismas que quedaron pendientes de construir con el anterior planeamiento urbanístico, aprobado en dos fases, en 1996 (suelos urbanos y aptos para urbanizar) y 2001 (suelos no urbanizables). Si bien aquel planeamiento estimaba que se construirán en la zona rural parraguesa 1.300 viviendas, en realidad sólo se construyeron 100, por lo que el crecimiento potencial máximo previsto en el PGOU "cuenta con un margen muy superior a la demanda posible en términos estadísticos". Traducido: los propios redactores del plan admiten que resultará prácticamente imposible acercarse siquiera a las 1.200 nuevas viviendas permitidas en los 65 pueblos de Parres que aparecen relacionados en el planeamiento.

Los núcleos rurales en los que más viviendas permite el PGOU son: Llames 121, San Xuan de Parres 65, Cofiñu 61, Arobes 53, Romiyu 47, Collía 46, Fíos 45, Cuadroveña 45, Granda Baxu 41, Vallubil 36, Pendás 29, Bode 28 y La Vega los Caseros 27. En la esquina opuesta, los núcleos rurales en los que menor número de nuevas viviendas se propone son: El Quintanal 2; Carúa, Priaes, Samasilva 3, cada uno; y Deu, La Cabañina, Cibidiellu, La Llomba, Biriu, El Pedregal, Andeyes y La Salgar 5, cada uno.

El equipo redactor ha asumido buena parte de las recalificaciones aprobadas en el anterior planeamiento. Tanto así que de las 1.160 viviendas previstas en suelos urbanos únicamente 155 se corresponden con propuestas directas del PGOU, mientras que el resto se derivan del mantenimiento de ordenaciones heredadas de las normas subsidiarias municipales de planeamiento de 1996 y 2001 y las diferentes modificaciones aprobadas posteriormente por la Corporación.

El PGOU incluye un elevado número de viviendas con algún tipo de protección, entre las que figuran las 445 de protección oficial ya previstas en las normas anteriores en Arriondas Norte.

En suelo urbano, el documento prevé 227 nuevas viviendas por licencias directas en suelo urbano en Arriondas (157) y Prestín (70). Además, se incluyen 166 viviendas en áreas de planeamiento incorporado (20 en Santianes Este, las 445 en Arriondas Norte y 54 en La Fábrica I); 192 viviendas en áreas de planeamiento remitido (125 en Río Chico y 67 en Caxidi); y 155 en unidades de actuación (70 en Monte Sueve, 60 en La Fábrica II y 25 en Castañera Norte).

Residencia de calidad

El equipo redactor reconoce que el actual panorama económico, "fuertemente condicionado por la crisis", unido al "carácter rural del concejo", no aconseja "grandes desarrollos". Así, por lo que respecta a los suelos urbanizables, el equipo redactor señala: "lejos de la imagen asociada a este tipo de desarrollos, lo que se propone es un suelo apto para el alojo de iniciativas de residencia de calidad".

En el PGOU únicamente se incluye suelo urbanizable para las 70 viviendas ya citadas en Vega Deu, con las que se pretende completar la trama urbana de Prestín, que aunque pertenece a Parres forma parte del entramado urbano de Cangas de Onís, y prolongar el paisaje urbano de más calidad existente en la localidad "más allá del barrio del Puente Romano, al sur, enlazando con el núcleo de Deu".

Aunque los pronósticos de crecimiento de Parres en el próximo decenio, según recoge el Plan General, oscilan "entre 570 y 950 viviendas", partiendo de la tendencia analizada (concentración en las áreas urbanas y despoblamiento del medio rural), las expectativas se concentran en la capital del concejo. No obstante, el PGOU cuenta entre sus objetivos el de facilitar el desarrollo local de los pueblos, "de modo que tal tendencia al despoblamiento pudiera frenarse".

En cuanto a la política de suelo, la superficie clasificada como no urbanizable de especial protección aumenta en el PGOU en un 120 por ciento con respecto a las normas anteriores; la del suelo urbano se mantiene; y la del urbanizable, aumenta un 16 por ciento debido a la necesidad de dotacionales comarcales.

Según el equipo redactor, Parres, situado en segunda línea de costa, "no sufre la presión directa de los grandes desarrollos ligados a la segunda residencia". Por contra, su situación actual presenta "una oportunidad", como "canalizador de una demanda, aunque contraída, en un entorno de mayor calidad: los núcleos rurales". Y añade que, además, puede considerarse al concejo como "la puerta de los Picos de Europa" y "no puede quedar al margen de los recorridos anteriores de la costa, el Sueve y los Picos hacia Covadonga".

La memoria del Plan General destaca que la construcción hace unos años de la carretera de circunvalación de Cangas de Onís ha convertido la N-625, entre la glorieta de la variante y el puente "romano" de Cangas en una "vía de carácter semiurbano, lo que "aconseja abordar su reurbanización, acorde con estas nuevas características. Porque, según destaca el documento, no es sólo la vía de acceso a Prestín y a Cangas de Onís, sino "también un acceso al parque nacional de Picos de Europa". La propuesta del PGOU es que integrar el tramo de 900 metros de longitud de la N-625 entre la circunvalación y la ciudad canguesa en el entramado urbano, "mediante la construcción de aceras y aparcamientos y la incorporación de arbolado y mobiliario urbano, prolongando la arteria urbana principal de Cangas de Onís.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído