29 de junio de 2015
29.06.2015

Arriondas cocina en la calle

"No hay que mirar el valor económico del producto", aconseja Nacho Manzano en una sesión al aire libre en La Peruyal, "lo primordial es respetar la materia prima"

29.06.2015 | 01:36

Para cocinar como Nacho Manzano, al menos para intentarlo, hay que "quitar barreras culturales" y eliminar del repertorio frases como "eso antes no lo había". Estos son algunos de los consejos que dio el cocinero parragués, portador de dos estrellas Michelin, durante la sesión de "showcooking" que impartió ayer en la plaza de La Peruyal de Arriondas. Por la tarde le tocó el turno a José Antonio Campoviejo, también del concejo y también con estrella Michelin: una.

Ambos participaron en la primera edición del evento Food&Cook, organizado por la asociación local de comerciantes, y el resultado fue todo un éxito. La sesión de Manzano tuvo, además, un intenso sabor y olor a mar, pues Manzano preparó una sopa de salmonete en la que introdujo algunos de los ingredientes que despertaron el interés del público. Algas como la japonesa kombu o la lechuga de mar, hortalizas como el ajo negro o verduras como la rúcula pueden enriquecer un plato enormemente y son más accesibles de lo que pudiera parecer. Manzano dio algunas indicaciones sobre dónde encontrarlas y sobre todo de cómo emplear, por ejemplo, un alga que acentúe los olores "a mar, a pedreru" que persiguió en su sopa de salmonete.

El parragués compartió, además, alguna de sus máximas al frente de los fogones, como "tratar por igual a una berenjena que a un langostino", en el sentido de darles la misma importancia y "no mirar el valor económico de lo que estamos cocinando. Como filosofía es importante", añadió. "Lo primordial es el respeto a la materia prima y los cuidados que se ponen". De esta forma, pueden prepararse "platos importantes con productos muy humildes". Para Manzano son muy relevantes, además, los detalles, pues "son los que hacen que un plato esté en una posición u otra". A la hora de emplear la rúcula, por ejemplo, no faltó quien entre el público comentó que "eso antes no lo había", tras lo que el chef animó a derribar esas "barreras culturales. La rúcula ha existido siempre, no ha salido de un laboratorio", añadió.

Antonia Pérez, de Arriondas, estuvo entre las presentes y calificó la receta de "muy buena, pero en un pueblo hay muchas cosas que no se consiguen", matizó. Esta parraguesa conoce bien algunos de los platos de Manzano, como los tortos hinchados con cebolla caramelizada y morcilla, "que están riquísimos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído