09 de julio de 2015
09.07.2015

Parres y Ribadesella cargan contra el segundo plagio del cartel de Les Piragües

Los parragueses presentan al Codis como una víctima de los autores, mientras que los riosellanos le piden seriedad dada la altura de la prueba

09.07.2015 | 02:22

El cartel de Les Piragües que va a ser empleado en lugar de la primera propuesta, retirada por plagio, también ha resultado ser un "copia y pega" de una ilustración ya existente y empleada, además, en otra competición piragüística. Se trata de las obras que quedaron en primer y segundo puesto en un concurso convocado por el comité organizador del Descenso Internacional del Sella, el "Codis". Si el primer caso despertó las críticas entre selleros de todo tipo, este segundo lo ha elevado a la indignación a ambas orillas del Sella. Con todo, parragueses y riosellanos dan explicaciones bien diferentes sobre la responsabilidad de lo sucedido.

El presidente de la asociación "Hostelería de Ribadesella", Bruno Lombán, calificó lo sucedido de "una falta de profesionalidad absoluta que repercute muchísimo en la imagen del Descenso del Sella". Lombán desconoce "qué explicación puede dar el Codis para caer dos veces en el mismo error" y se pregunta si multitud de internautas pudieron comprobar en apenas minutos que se trataba de una copia por qué no lo hicieron también los representantes del comité. A su juicio, los organizadores "deberían contratar a un diseñador o a una empresa que les haga el cartel". Carmen Codesal es la presidenta de la asociación "Entaína Ribeseya" critica que para "una fiesta de envergadura, la única de interés turístico internacional de Asturias y la única que tiene una temática deportiva en toda España" se organice el asunto del cartel "de una manera tan desidiosa e incompetente", añadió. Codesal apuesta por un "concurso un poco más serio", ya que lo ocurrido "desprestigia totalmente" la fiesta. El premio del concurso de carteles convocado por el Codis era un descenso del Sella para dos personas y han sido muchos los que han reprochado que no se invirtiera dinero en encargar un cartel o crear un premio más digno.

Sin embargo, los hosteleros de Arriondas defienden al Codis, al que consideran "una víctima" de los actos poco éticos de los participantes en el concurso de carteles. "El delito lo comete el timador, no el timado. Me parece una vergüenza que los concursantes presenten carteles sabiendo que son un plagio", explicó Belisario Suárez, de la sidrería El Mirador. En la misma línea se expresó Guillermo Pelayo, del pub El Apeaderu, que pide que los carteles "deben ser hechos a mano para evitar plagios" y lamenta el acoso que sufre el Codis "porque hacen un esfuerzo gordo y hay que tener en cuenta que no es sencillo organizar un evento que conlleva poner de acuerdo a cuatro concejos de diferentes signos políticos.

Para Titu Manzano, presidente de Amigos de Parres y ex miembro del Codis, la mejor fórmula es la de "contratar un pintor de categoría contrastada y quedarse el cartel como patrimonio". Manzano también rechaza el ensañamiento con el Codis, "que es víctima de actos profesionales poco éticos. Quizá el proceso de selección debe revisarse pero la culpa es de quien hace pasar obras manipuladas como originales", sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído