Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arriondas cuida de sus mayores

La ampliación del Centro Polivalente de Recursos, con 42 nuevas plazas, entrará en funcionamiento en enero de 2017

Marcos Gutiérrez, Emilio Longo, Pilar Varela, Graciela Blanco y Adolfo Díaz, ayer, supervisando las obras de la residencia de Arriondas. C. CORTE

Los trabajos de ampliación del Centro Polivalente de Recursos (CPR) de Arriondas concluirán a principios del verano. Así lo aseguró ayer la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, durante una visita a las instalaciones. "Posteriormente tendremos que hacer procedimientos de recepción de la obra y dotarla de equipamientos. La previsión es que a inicios de 2017 los residentes puedan estar aquí", manifestó.

Los trabajos, que ya están ejecutados en un 70 por ciento, incluyen la creación de 42 plazas residenciales (15 habitaciones dobles y 12 individuales), que se suman a las 32 existentes. Cada una contará con baño propio, según explicó ayer Adolfo Díaz, de la empresa adjudicataria Ferrovial Agroman, que cuenta con un presupuesto de 1,6 millones de euros. Díaz resaltó que el centro puede prestar servicios "con normalidad" mientras se ejecutan las obras.

El edificio de nueva planta, que conecta con el ya existente por la parte trasera, contará con una superficie útil de 2.128,10 metros cuadrados distribuida en cuatro pisos. Esto permitirá la ampliación de espacios como el destinado al centro del día, del que disfrutan en la actualidad 10 usuarios, y el centro social de personas mayores, que contará con una sala polivalente y una cafetería mayor. "No tiene columnas para que los mayores disfruten de buenos bailes", observó Varela, quien estuvo acompañada en el recorrido por la directora gerente del ERA, Graciela Blanco, el alcalde socialista parragués, Emilio Longo, y el exalcalde y ahora diputado regional Marcos Gutiérrez. Varela puso el acento en la buena ubicación del centro, que permite "la relación de las personas internas con la ciudad".

Por otra parte, la titular de Servicios Sociales aseguró que no ve "forma humanamente posible" de cumplir la moción popular aprobada el viernes en la Junta para subir a 542 euros mensuales el salario social en el actual escenario de prórroga presupuestaria, y abogó por una "mejora de la eficacia y eficiencia de los recursos". Varela pidió "un pacto de Estado" para que servicios a la dependencia "sean financiados de una forma estable". La Consejera también visitó en Cangas de Onís la sede de la asociación de discapacitados "Emburria".

Compartir el artículo

stats