Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

AGUSTÍN GARCÍA ROMERO-NIEVA | Impulsor de la plataforma "En Red SOS Refugiados"

"Asturias es solidaria y está a la cabeza en el compromiso con los desplazados"

"Es vergonzoso que se haga negocio con un derecho reconocido por convenciones internacionales como es el de asilo"

Agustín García, en el puente Emilio Llamedo de Arriondas. C. CORTE

El profesor Agustín García Romero-Nieva (Ciudad Real, 1963) es uno de los artífices de la plataforma ciudadana "Bienvenidos Refugiados España" y de la recién creada "En Red SOS Refugiados" y con sede en Mestres.

-¿Por qué "En Red Sos Refugiados"?

-Cuando empecé a colaborar en septiembre en Bienvenidos Refugiados me desanimé porque la logística era complicada y limitada. Así surgió la idea junto con una compañera de Vigo y otra de Madrid de aglutinar a las asociaciones y voluntarios de todo el país en un ente que funcionara de manera más rápida y efectiva a la hora de prestar ayuda.

-¿Es Asturias una comunidad concienciada con el drama de los refugiados?

-Sí, Asturias es solidaria y está a la cabeza en España en su compromiso con los desplazados. Más del 30% de los voluntarios de "En Red SOS Refugiados" son de aquí y el 80% son mujeres, la solidaridad tiene cara femenina

-¿Qué le parece la actuación del estado español?

-Lamentable. De los casi 18.000 que se comprometieron a acoger sólo llegaron 12. Hay una falta de sensibilidad increíble por parte de los gobernantes españoles y la pasividad de los líderes europeos en general es total, no existe ninguna institución gubernamental que haya puesto corredores en el mar Egeo para dar seguridad a los refugiados, prefieren que no vengan o que se ahoguen y de hecho más de 20.000 se hubieran ahogado si no contáramos con la ayuda de asociaciones como "Pro Activa Open Arms".

-¿Qué le diría a los gobernantes?

-Que detengan la guerra y bombardeos en Siria y se logre una paz justa en Oriente Medio y que mientras dure la guerra haya pasajes seguros para los refugiados y migrantes en Europa. También un sistema riguroso de reubicación y que se pongan medios suficientes para garantizar una acogida digna de quienes huyen de la guerra.

-¿Está preparada Asturias para acogerlos?

-Las instituciones asturianas están preparadas para acoger a unas 300 personas. Nuestra labor como voluntarios comenzaría cuando pasan entre seis y dos años de su estancia, momento en que finaliza su acogida oficial y para entonces ya contamos con una red de mil casas en Gijón.

-¿Cuándo llegarán esos refugiados a nuestro país?

-Prefieren otros destinos que tengan mejor situación económica que España, pero en verano cuando mejore el tiempo habrá una avalancha.

-¿Se hace negocio?

-En Turquía, donde la UE les da dinero y les regala la entrada en la comunidad a cambio de retenerlos en las fronteras terrestres, sí. Allí las mafias les cobran 1.200 euros por pasajes para llegar a Grecia en botes hinchables con motores de segunda mano, salvavidas falsos y sin nadie experimentado que los dirija en una peligrosa travesía nocturna. Si naufragan en territorio turco las patrulleras se niegan a rescatarlos. Es vergonzoso que se haga negocio con algo que es un derecho reconocido por convenciones internacionales como es el derecho de asilo.

-¿Qué pasa cuando llegan a Grecia?

-A pesar de sus dificultades económicas los griegos están mostrando la cara más amable de Europa con los refugiados. Si damos el aviso las patrulleras los recogen y la gente les da comida, les pone colchones y todo lo que pueden. De ahí intentan salir a Alemania porque saben que es uno de los países con mejores condiciones.

-La ONU convoca para mañana el diálogo de paz para Siria. ¿Acabará el conflicto?

-La paz en Siria a corto plazo es imposible porque hay demasiados intereses en juego y unos y otros violan el alto al fuego.

-¿Qué proyectos tienen entre manos ahora?

-Vamos e empezar dos campañas en Oviedo y Gijón en los que esperamos recoger 20 toneladas de ayuda humanitaria para mandar a Atenas. Nos gustaría que las empresas asturianas se implicaran más con el proyecto pues sufragar los gastos, por ejemplo, de transporte, es muy costoso.

-¿Cómo están seguros de que ayuda llega a quién más lo necesita?

-Nuestros voluntarios lo recepcionan y mandas documentos y vídeos en los que se ve cuándo y cómo los palés llegan a destino.

Compartir el artículo

stats