Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Poveda, una vida de película

El cine Colón de Cangas de Onís ofrece el viernes 11 la proyección del filme sobre el sacerdote que fundó la Institución Teresiana, que fue canónigo en Covadonga

El cartel del filme.

El cartel del filme.

El mítico cine Colón de Cangas de Onís, cerrado hace años, volverá a ofrecer el viernes 11, a las 6 de la tarde, una proyección, la del largometraje "Poveda", estrenado el pasado día 4, que muestra la vida y la obra del sacerdote, pedagogo y escritor San Pedro Poveda, fundador de la Institución Teresiana, canonizado en 2003. El filme, dirigido por Pablo Moreno, está interpretado por Raúl Escudero y Elena Furiase. Tanto el director como el protagonista masculino estarán presentes en la proyección canguesa.

La de Pedro Poveda es una vida de película. Nacido en Linares (Jaén) en 1874 y asesinado en Madrid en 1936, fue un hombre de diálogo y de paciencia, que solía decir que con la mansedumbre y la bondad se consigue todo, según señaló Teresa García Muñoz, médico jubilada, integrante de la Institución Teresiana.

El filme expone cuatro fases de la vida de Pedro Poveda, la primera de ellas en s (Granada), donde entra en contacto con gentes que vivían en cuevas, ajenas a cualquier tipo de educación. La segunda fase discurrió en Covadonga, donde fue canónigo y donde terminó de pergeñar su proyecto de preparar profesores cristianos laicos para evangelizar (abrió la primera "Academia de Santa Teresa" en Oviedo y una Academia Pedagógica en Gijón). La tercera fase fue en Jaén, donde, ayudado por la joven estudiante de Magisterio Josefa Segovia Morón (interpretada por Elena Furiase) creó la Institución Teresiana. Y la cuarta fase, en Madrid, donde trabajó activamente en la Comisión Nacional contra el Analfabetismo y con los marginados. Teresa García señaló que la figura de Poveda y sus "valores humanos" están "de plena actualidad". Destacó cómo se volcó con la mujer, en una época en que esta tenía serias dificultades para salir del analfabetismo.

Compartir el artículo

stats