Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hosteleros de la comarca oriental reclaman la comercialización del salmón del Sella

"Es una pesca artesanal y respetuosa y el producto es un atractivo tanto desde el punto de vista gastronómico como turístico", defienden

Los hosteleros de la comarca oriental reclaman la comercialización del salmón del Sella CRISTINA CORTE

Los hosteleros de la comarca lo tienen claro: quieren que el salmón forma parte de sus cartas gastronómicas. Los empresarios consultados por LA NUEVA ESPAÑA apoyan el escrito del colectivo de la Hostelería y Turismo de Parres (Hotupa) en el que pide levantar la prohibición de comercializar éste y otros pescados, como la trucha y el reo. Es el caso del chef con estrella Michelin José Antonio Campoviejo, propietario de El Corral del Indianu, de Arriondas. "Es una tropelía, una auténtica injusticia que uno de los mejores productos del mundo acabe en congeladores porque no se pueda vender", apunta. Campoviejo

aventura que acabar con la prohibición "dará un impulso a la comarca y al pez y para nada supone esquilmar el río". Su opinión la comparte José Manuel Mori "El Marqués", propietario del restaurante-sidrería "El Campanu" de Cangas y afamado pescador. "Llevamos años luchando contra esta prohibición que no entendemos y nos parece absurda, más teniendo en cuenta lo que cobran por las licencias y lo que cuesta el material de pesca", argumenta. "No es de recibo que tengamos que consumir salmones de Noruega en vez de los nuestros. Antiguamente podría tener un uno por ciento de lógica pero hoy que hay tanto control y un cupo de cuatro salmones por pescador no", argumenta El Marqués, que cada año puja en las subastas públicas para hacerse con el campanu de los ríos asturianos y ofrecerlo en su negocio.

El empresario Antón Puente, del resort de lujo "Puebloastur" de Cofiñu, y con varios negocios hosteleros en Cangas de Onís, Cabranes y Oviedo también respalda la petición de Hotupa. "Los ecologistas presionaron para que se prohibiera la comercialización e hicieron mucho daño al sector", lamentó. "No hay nadie más ecologista que un pescador, que es el primer interesado en cuidar el río y no esquilmarlo para que no se acabe la gallina de los huevos de oro". Puente aboga por la comercialización de un producto que "permite un posicionamiento tanto desde el punto de vista gastronómico como turístico".

Su visión la comparte Toño Sánchez, presidente de la asociación de empresarios de los Picos de Europa (Incatur) y propietario de una pescadería en Cangas. "La iniciativa de Hotupa es muy buena aunque nos hubiese gustado hacerla de forma conjunta porque ganaría más fuerza ante los órganos competentes para cambiar la norma", dijo. Sánchez reclama la venta del salmón y la celebración de jornadas gastronómicas "con este buque insignia del Sella".

El chef Nacho Manzano, propietario de La Salgar (Parres), también pide que se levante el veto "porque la pesca del salmón es artesanal y respetuosa y el producto es un atractivo gastronómico y turístico, el que lo vende apenas saca para anzuelos".

Compartir el artículo

stats