Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Civil admite tener "prisa" por estrenar locales en Arriondas

Las instalaciones, cedidas gratuitamente por el Consistorio, estarán en funcionamiento como máximo en cinco años

Arriondas estrenará cuartel de la Guardia Civil como máximo en cinco años. Ese es el plazo que ha fijado el Ayuntamiento de Parres para que la Benemérita ocupe el bajo que el Consistorio le ha cedido gratuitamente en la zona residencial de Arriondas Norte.

La Guardia Civil cuenta en la actualidad con un local en la céntrica Avenida de Europa de Arriondas, que alquila a un particular. Con el traslado los agentes persiguen dos cosas: ganar amplitud de espacio y ahorrar el pago de la renta. La nueva oficina estará situada en los bajos del edificio de Viviendas de Promoción Pública (VPP), frente del instituto El Sueve de Arriondas, y contará con tres plazas de garaje para los vehículos oficiales.

La Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Guardia Civil de Gijón aseguró ayer a LA NUEVA ESPAÑA que "hay prisa" por ejecutar el traslado y que éste se realizará "a la mayor brevedad posible". "Estamos contentos con las nuevas instalaciones, que dotaremos con nuevo mobiliario una vez se dé luz verde al proyecto", afirman en la oficina.

Los trámites para la cesión gratuita de los bajos se iniciaron en diciembre de 2015, cuando la corporación municipal (formada por PSOE, Foro, PP e IU) aprobó por unanimidad iniciar el expediente administrativo para el traspaso al entender que "redunda de manera evidente y positiva en beneficio de los habitantes".

Una vez finalizado el expediente, sólo falta la firma del Ministerio del Interior para formalizar la concesión, una rúbrica que según el alcalde de Parres, el socialista Emilio Longo, se realizará de forma inminente. "Ellos ya tenían un borrador y aceptaron la propuesta. Confiamos en que este mismo año puedan empezar a ejecutarse las obras porque tienen presupuesto para este ejercicio y sus técnicos ya estuvieron tomando medidas en edificio", explica. "Creemos que prestan un servicio importante a los ciudadanos y que merecen unas instalaciones dignas. El local actual no es adecuado y cuenta con reducidas dimensiones", señala el regidor.

El local al que la Guardia Civil de Arriondas planea trasladar su oficina cuenta con una superficie útil de 216,28 metros cuadrados y fue adquirido por el consistorio el 11 de marzo de 2015, según consta en la escritura pública. El nuevo emplazamiento cuenta con tres plazas de garaje, de 4,50 por 2,20 metros cada una y valoradas en 7.276,50 euros, por lo que el valor total del espacio cedido rondaría los 107.589 euros.

Las nuevas dependencias oficiales de la Guardia Civil en Arriondas Norte deben estar en funcionamiento en menos de cinco años y mantener el uso al que fueron destinadas durante los treinta siguientes. De no cumplirse tales plazos, se consideraría resuelta la cesión y el Ayuntamiento de Parres tendría potestad para recuperar las instalaciones de forma automática y gratuita, con todas sus pertenencias y mejoras realizadas, según recoge el acuerdo. El consistorio tendría derecho además a percibir del cesionario, previa tasación pericial, el valor de los desperfectos sufridos en el edificio.

Compartir el artículo

stats