Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un mosaico de azulejos para las Piraguas

"Selleros" pide colaboración para concluir la decoración del muro de la salida del Descenso Internacional del Sella

Voluntarios trabajan en la creación del mosaico en el paseo de Dionisio de la Huerta el pasado fin de semana. C. C.

Un mosaico de azulejos de cien metros de longitud dará la bienvenida a las personas que el 6 de agosto se acerquen a Arriondas para disfrutar de la Fiesta de las Piraguas. La asociación cultural "Selleros" impulsa esta obra artística en el muro del paseo de Dionisio de la Huerta, donde en grandes letras -de 2x2 metros- que recrean banderas puede leerse "Descenso internacional del río Sella".

El objetivo del mosaico no es otro que el de rendir homenaje a la cultura ribereña coincidiendo con el 80º aniversario de la prueba deportiva que se desarrolla entre Arriondas y Ribadesella bajo el patrocinio de LA NUEVA ESPAÑA. Así lo explica el presidente del colectivo, el parragués Fernando Fondón, que solicita el apoyo ciudadano para sacar el proyecto adelante. "Es importante que los socios renueven su cuota, que son sólo 10 euros anuales, que nueva gente se una y que todo el mundo que pueda eche un cable", apunta. "Queremos que la gente que visita Arriondas durante todo el año sepa que este es el punto de salida del Descenso", puntualiza.

Los trabajos para adecentar el muro comenzaron el pasado fin de semana con ayuda de numerosos vecinos y se completarán hoy, a partir de las cinco de la tarde, bajo la dirección del artista local Agustín Aramburu. Este, que forma parte de "Selleros" y que el año pasado firmó el cartel anunciador de la fiesta de Las Piraguas, asegura que "nada está hecho al azar en esta obra". Un ejemplo: las tres primeras letras del muro están decoradas con las banderas de Francia, Portugal e Italia por ser esta la nacionalidad de los primeros piragüistas internacionales que participaron en la competición deportiva. Más anécdotas: la enseña francesa fue decorada por una delegación de Inzinzac-Lochrist con la que Parres está hermanada. "Queremos lavar la cara de Arriondas imprimiendo un carácter universal. Descartamos la pintura porque queremos una obra duradera, que brille y no se desgaste como los cubos de Ibarrola en Llanes", explica. "Lo bonito de esto es que vienen a ayudar padres con sus hijos. Tiene un componente emocional que liga a los más jóvenes con el espíritu del Sella", asegura el coordinador, que hace un llamamiento para que todo el mundo se acerque durante el fin de semana a echar una mano en el proceso en el que se requieren, por ejemplo, albañiles para hacer la pasta de fijación o brazos que partan las baldosas.

Los impulsores de la iniciativa resaltan el hecho de que todos los materiales necesarios para crear el gran mural sellero fueron adquiridos en el comercio local y solicitan el apoyo económico de empresarios y vecinos para sacar esta y otras iniciativas adelante, ya que la asociación no cuenta con ningún tipo de subvención. Un taller de batucada y de cabezudos o el Allume (descenso de candelas) son sólo algunas de las actividades que impulsan para promocionar el Descenso Internacional del Sella.

Compartir el artículo

stats