Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos pastores de premio en el Sueve

Salvador González y María Aida Valle reciben hoy un homenaje en la Fiesta del Asturcón, en la majada de Espineres, por su trayectoria rural

María Aida Valle Villar. C. C.

El parragués Salvador González Villar y la colunguesa María Aida Valle Villar no se conocen pero tienen una cosa en común: su amor por el puerto del Sueve. Por ese motivo ambos serán galardonados hoy durante la fiesta que la Asociación Conservadora de Asturcones del Sueve (ACAS) organiza en la majada de Espineres. Él como "Pastor mayor "y ella como "Mujer rural". El nombramiento llegará tras el pregón del periodista y aventurero Sebastián Álvaro Lomba, creador del programa "Al filo de lo imposible" y ambos lo reciben coinciden en señalar que lo reciben con incredulidad y alegría a partes iguales.

González nació en Cofiñu en 1949 y con sólo 16 años empezó a ocuparse del ganado de un vecino. En 1965 ahorró lo suficiente como para comprar su primera vaca y poco a poco fue aumentando la cabaña hasta rondar la treintena, la mayoría para aprovechamiento de carne. Fueron tiempos felices en los que no había pista ni tractor para subir al Sueve, en que echaba más de hora y media de caminata para llendar el ganado en parajes como Les Corripies o Les Cuerries. La tarea se le hizo más fácil cuando conoció a Josefa Aguilar, gallega que regentaba un bar en el pueblo y con la que lleva más de cuatro décadas de feliz matrimonio. Después llegó su hijo José que aunque de pequeño apuntaba maneras de ganadero, su padre hizo un esfuerzo económico "para estudiarlo" y que se dedicara a algo "menos duro", como trabajar de administrativo en Oviedo.

El "Pastor mayor" del Sueve reconoce que uno de los días más tristes de su vida fue cuando tuvo que deshacerse del ganado. Una úlcera en una pierna lo obligó a coger una forzada jubilación prematura y casi se le saltan las lágrimas viendo como cargaban a sus animales en el camión para llevárselas. "Los xatos valen menos ahora que hace 25 años y así la gente joven no va a poder tomar el relevo en el campo" advierte González, que siempre que tiene ocasión sube a la Fiesta del Asturcón. "El momento que más me gusta es el del marcaje y la doma", asegura González, que llegó a criar algún caballo autóctono. "Tuve alguna yegua porque eran nobles y fuertes pero muy difíciles de prender en el monte para una persona sola y por eso las acabé vendiendo", explica. "A veces subía al día dos veces caminando a El Bustacu para guardar al ganado", rememora el pastor, que denuncia la proliferación del matorral en la zona.

Para la "Mujer rural" del Sueve 2016 el momento más especial de la Fiesta del Asturcón también es la doma. Valle, que recibe la distinción "muy agradecida y contenta", afirma que no se ha perdido casi ninguna edición de un festejo que considera "único en el mundo". La galardonada es madre de cuatro hijos -entre ellos Rogelio Pando, alcalde de Colunga- y abuela de cinco nietos, que espera que hoy le arropen durante los actos institucionales en Espineres. "Con 14 años ya subía caminando con el ganado y era muy prestoso subir a ver las vacas los domingos, aunque no siempre podía porque a veces había muchas tareas que hacer por casa", señala. Su marido ya fallecido, José Pando García, fue en 2005 el "Pastor mayor" del Sueve. Ambos se hicieron cargo en La Zoreda de Libardón de una veintena de reses que desde mayo hasta que caían las primeras nieves pastaban por el puerto. "No conozco muchas pero yo creo que no hay montaña más guapa que esta", asegura la mujer, que no se pierde una edición de la Fiesta del Asturcón. "Espero que esto siga adelante y que consigan la distinción de fiesta de interés nacional porque sirve para promocionar la labor tan importante que hacen los ganaderos", apuntó Valle.

La 36.ª edición de la fiesta del arranca hoy a las 9.00 horas en la majada de Espineres, con una emisión de radioaficionados y la presentación de un matasellos de Correos. La exhibición de deporte rural (10.30 horas) y la misa de campaña (11.30 horas) anteceden a los actos institucionales que comienzan acon la lectura del pregón. El "Asturcón de oro" recae este año en el periodista Borja Márquez y el "Asturcón internacional" en Francisco Javier Menéndez, presidente del grupo La Tribuna de Automoción de Madrid. El director del centro asturiano de Oviedo o la Cofradía de la Buena Mesa de la Mar de Salinas, entre otros, también serán agasajados antes de que se presente el himno oficial de la fiesta por el Coro Manín de Lastres. El momento más esperado es el marcaje de los tres potros nacidos durante el año ("Trasgu", "Narcea II" y "Pincel"), a las 17.00 horas, y la doma del asturcón salvaje, que por primera vez en 7 años no contará con "Indomable", lesionado, como protagonista.

Compartir el artículo

stats