27 de enero de 2017
27.01.2017

Los empresarios riosellanos de turismo aplauden ampliar la temporada de Tito Bustillo

"Estaría bien que en verano el centro no cerrase lunes y martes y que se alternara con el Muja para la clausura invernal", propone Bruno Lombán

27.01.2017 | 01:56
Visitantes accediendo en la temporada pasada a la cueva.

La decisión regional de ampliar la temporada de visitas de la cueva de Tito Bustillo, que este año será de ocho meses, ha sido muy bien acogida por los empresarios riosellanas del sector turístico. Era, no en vano, una de sus reivindicaciones, pues la gruta es un atractivo turístico de primer orden que se podrá visitar desde el 1 de marzo hasta el 29 de octubre. Son quince días más que la temporada pasada y un mes más que hace dos años.

Al presidente de "Hostelería de Ribadesella", Bruno Lombán, le parece "estupendo", pues con más tiempo de apertura y sobre todo en temporada baja más se consigue "desestacionalizar" el turismo. "Ya tienes mazo, abril, mayo y junio", remarcó el hostelero como los meses en que Tito Bustillo atraerá visitantes fuera del periodo más alto, los meses de julio a septiembre.

Pese a que prima la buena noticia, Lombán ve aspectos a mejorar en la gestión de las visitas, en este caso del centro de arte rupestre de Tito Bustillo. "Sólo falta solucionar lo del lunes y el martes cerrado. En verano, con la afluencia de gente que hay, son ocho días más al mes y se nota", expuso el representante de los hosteleros, que ha visto cómo "la gente queda un poco extrañada cuando se le explica que está cerrado". A juzgar por la demanda que hay, el hostelero sugiere que el centro se abra a diario entre el 10 de julio y finales de agosto. Propone, por otra parte, que el equipamiento riosellano se coordine con el Museo del Jurásico de Asturias (Muja) para el cierre invernal, pues ambos han estado todo el mes de enero cerrados.

Los empresarios de alojamientos turísticos también han acogido muy bien la noticia. El presidente de "Aritur", la asociación que aglutina a los de la zona rural, Sabino Martínez, cree que "cuanto más se abra la cueva, mucho mejor". Con todo, los ocho meses que el público podrá acceder a ella este año es, a su juicio, "suficiente apertura".

Pese a que marzo "no suele ser un mes muy bueno" hasta que llega la Semana Santa, Martínez remarcó que "empiezan a crecer los días y puede haber algo de gente. Los fines de semana no suelen ser tan malo". El presidente de "Aritur" concluye que la ampliación de la temporada "es bueno para todos", aunque también tiene propuestas de mejora.

"Me gustaría que tuviéramos un poco más de comunicación entre todas las partes: tanto empresas privadas como la que gestiona las visitas, Recrea, y el Ayuntamiento. No ir cada uno por su lado y enterarnos por la prensa de que van a abrir ocho meses", lamenta el hotelero antes de remarca que "el patrimonio es de todos".

Los empresarios echan en falta "reuniones" en las que se les tuviera en cuenta, pues son "el barómetro que mide al turista realmente" y que, por otra parte, les permitiera disponer de más información que ofrecer al cliente. "Se podría programar una visita, dar información, folletos, tener un poco de comunicación", explicó el presidente de "Aritur". También le gustaría, aunque lo considera "casi imposible", que se pusiera a disposición de los establecimientos locales alguna entrada en las épocas de mayor afluencia, cuando mucha gente se queda sin entrar a Tito Bustillo, para que éstos pudieran ofrecérsela a sus clientes. "No estoy diciendo que fueran gratuitas", apunta Martínez, antes de añadir que, en su caso, siempre avisa a sus huéspedes para que reserven "con muchísima antelación".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído