31 de enero de 2017
31.01.2017

La nave de Angulas Delfa, en Ribadesella, será desalojada hoy por el Principado

El Ayuntamiento ha solicitado la concesión de ese espacio, propiedad de Puertos, para destinarlo a zona de aparcamiento

31.01.2017 | 01:44
La nave de Angulas Delfa, en Ribadesella.

El futuro de la nave de Angulas Delfa, situada en el Campu les Rolles de Ribadesella empieza a decidirse hoy, cuando concluye la concesión de la Dirección General de Puertos a unos empresarios locales. Según el organismo autonómico hoy mismo se procederá al desalojo de la instalación, que desde el verano de 2012 se estaba utilizando en parte como aparcamiento, pese a que la concesión fue para instalar una fábrica de conservación de pescado. El cambio de uso fue lo que llevó al Gobierno del Principado a firmar la extinción de la concesión el pasado 24 de octubre y el consiguiente rescate del espacio.

El Ayuntamiento de Ribadesella quiere hacerse con el terreno. De hecho, ya en mayo del año pasado solicitó al Principado la concesión de la nave. Además, el equipo de gobierno riosellano, que encabeza Charo Fernández Román, de Foro, ha presentado una alegación al Plan Territorial Especial para la Estrategia Integrada de Gestión Portuaria Litoral del Principado de Asturias (EIGPLA) para que el terreno se pueda adaptar en el ámbito urbanístico al uso deseado: aparcamiento. Además, el Ayuntamiento también trasladó al Principado un acuerdo plenario adoptado el pasado mes de noviembre, en el que, por unanimidad y tras una iniciativa del PSOE local, se solicitó la concesión del espacio.

En la alegación al EIGPLA, el Ayuntamiento destaca que aunque el documento autonómico incluye la nave de Angulas Delfa como de uso industrial, su actual actividad "poco o nada tiene que ver con la concesión otorgada en 1966". Y propone señalar la zona como de uso dotacional.

En los años cincuenta del siglo pasado, la familia González solicitó la concesión para construir una fábrica de conservas de pescado, Industrias Delfa, en terreno público de Puertos. Esta edificación y el permiso que obtuvo el ferrocarril para atravesar la zona fueron, según el historiador local Juan José Pérez Valle, los motivos por los que el campo de fútbol de Ribadesella, también en la zona y muy próximo al puente, se fue de allí hacia 1964.

Cuatro años antes, la empresa Ridesa había construido la estación de carburantes y cuatro después el arquitecto Miguel Ángel García-Lomas había edificado el barrio de El Cobayu. Además, como documenta Pérez Valle, en 1984 se hizo un aula para párvulos, que ahora es el Hogar del Pensionista, y en 1987 el cuartel de la Guardia Civil. Pero la zona ya había empezado a desarrollarse en el primer tercio del XX, pues la mayor parte del Campu les Rolles fue rellenada en 1934, dentro del programa de mejoras del puerto. Con el agua tiene que ver el significado de este nombre, pues "allí se acopiaban las rollas de madera, los troncos de los árboles, que bajaban de los concejos de montaña arrastradas por la corriente del río", según Pérez Valle. Esta zona se convirtió en un terreno muy cotizado y propiedad de Puertos por un uso que hoy ya no existe. Sin embargo, no todo fue rellenado a principios del siglo XX, ya que la parcela en la que hoy se asienta el cuartel de la Guardia Civil, construido en 1987, ya existía antes y estaba ocupada por el lavadero y el matadero municipales. En 1930 y ante los proyectos de relleno de las marismas y las perspectivas de que la zona se convertiría en privilegiada el Ayuntamiento solicitó del Estado la cesión de aquellos terrenos, apuntó Pérez Valle en uno de sus artículos publicados en "La Plaza Nueva", editada por "Amigos de Ribadesella". Tenía el equipo de gobierno de entonces "la intención de unirlos a la irregular superficie que ocupaban el lavadero y matadero municipales, para construir allí una nueva Casa Consistorial, un cuartel de la Guardia Civil, oficinas de Correos y Telégrafos, Aduana, mercado de abastos e incluso un parque público". El advenimiento de la República, en 1931, dio al traste con aquellos propósitos, aunque sí se construyó, en 1936, la plaza de abastos.

El PSOE cree que a partir de hoy habrá que sentarse y negociar para lograr una concesión duradera en el tiempo. La demolición de la actual nave para dejar los terrenos como estaban hace más de medio siglo es una de las alternativas a estudiar. Los socialistas apuestan por una solución consensuada y conjunta para la antigua sierra de Secundino, la nave de Angulas Delfa y la plaza de abastos. En las inmediaciones de esa zona se ha planeado levantar un aparcamiento en altura. Para la superficie en la que está proyectado ese aparcamiento -entre la antigua sierra de Secundino y la avenida de Palacio Valdés, abarcando también el aparcamiento del centro de salud- Puertos ha autorizado una cesión de treinta años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído