03 de febrero de 2017
03.02.2017

El quebrantahuesos anida en los Picos por primera vez en más de medio siglo

"Casanova", un macho desplazado desde el Pirineo, y la que parece ser "Deva", una de las aves liberadas, han hecho su nido en el macizo central

03.02.2017 | 01:55

Los quebrantahuesos están más cerca que nunca de fundar una familia en la vertiente asturiana de los Picos de Europa, algo que no sucedía desde hace más de medio siglo.

Los técnicos de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) han constatado durante los últimos dos meses la existencia de la primera unidad reproductora dentro del parque nacional, formada por dos aves adultas que han construido su nido en el macizo central, en una zona de "gran calidad de hábitat para la especie", según explica el presidente de la FCQ, Gerardo Báguena.

El futuro padre es "Casanova", un quebrantahuesos que llegó por su cuenta a finales de 2013 procedente de los Pirineos. Las primeras hipótesis apuntan que la madre sería "Deva", un ave que llegó en 2010 procedente del Centro de Cría en Aislamiento Humano (CRIAH) que el Gobierno de Aragón tiene en Zaragoza. "Deva" hizo buenas migas con "Casanova" desde su llegada y ambos realizaron intentos de cópula y de construcción del nido en temporadas anteriores. La duda sobre la identidad de la hembra surge porque "Deva" perdió hace un par de años las marcas alares que la identificaban.

Los primeros indicios de formación de una unidad reproductora fueron detectados por el personal de la Fundación el pasado noviembre, cuando la pareja de quebrantahuesos mostró comportamientos pre-reproductores tales como defensa del territorio, reiteradas cópulas y aportes de material a varias oquedades. En enero se constató la existencia del nido, en el que los ejemplares permanecen echados alternativamente, dándose relevos que permiten a "Casanova" y "Deva" salir a alimentarse.

Los expertos se muestran "optimistas porque es la primera vez que se consigue la reproducción de una especie extinguida en un parque nacional. Es un acontecimiento importante para la comunidad científica, pues hasta ahora sólo había un núcleo reproductor en los Pirineos y, al formarse este, se reduce el riesgo de extinción de esta especie en España y en Europa", destaca Báguena.

El éxito reproductor es bajo en esta especie, especialmente en unidades reproductoras primerizas, por lo que tanto el personal de la FCQ como la guardería del parque estarán muy atentos a la evolución del proceso. La cría de quebrantahuesos forma parte de las acciones del proyecto "Life+Red Quebrantahuesos", que la FCQ gestiona con fondos europeos con el fin de promover la conservación de la especie y su recuperación en los Picos, donde, gracias a su actuación, viven hoy 14 ejemplares: "Atilano", "Biziele", "Quebrantina", "Esperanza", "Cares", "Escudero", "Julia", "Vitorina" y "Deva", todos ellos introducidos, así como otros tres que, junto a "Casanova", llegaron por propia iniciativa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído