08 de febrero de 2017
08.02.2017

Denuncian que Costas realizó obras sin permiso en una playa de Llanes

La Demarcación construyó en Toranda un muro que, según dos colectivos vecinales, favorece a una propiedad particular

08.02.2017 | 01:52
El muro construido por Costas en la playa de Toranda, en Llanes.

La Demarcación de Costas en Asturias ejecutó obras, presuntamente sin los preceptivos permisos legales, en la playa de Toranda, según han denunciado dos colectivos, la Agrupación de Vecinos y Amigos de Llanes (AVALL) y la Asociación de Vecinos "Llames de Pría". Las denuncias, a las que ha tenido acceso LA NUEVA ESPAÑA, han sido presentadas ante la Dirección General de Ordenación del Territorio y Urbanismo y el Servicio de Espacios Protegidos y Biodiversidad. Los denunciantes destacan que Costas construyó de forma irregular un muro en la playa de Niembru, que está declarada como Zona de Especial Protección de la Avifauna (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC) y que forma parte del Paisaje Protegido del Oriente de Asturias. Pese a ello, subrayan que ni la Concejalía de Urbanismo ni la de Playas del Ayuntamiento de Llanes han movido ficha.

Los denunciantes señalan que la construcción parece "especialmente pensada" para favorecer a una propiedad particular. "En un momento en que se está pidiendo la revisión de los deslindes costeros por el claro impacto del aumento del nivel del mar, a la Demarcación de Costas no se le ocurra otra cosa que esto", cuando "la única actuación prevista era el arreglo de la plataforma y la ducha", destacan los dos colectivos llaniscos, que creen que el departamento estatal no solicitó los permisos preceptivos a las consejerías correspondientes.

Las denuncias señalan "la ejecución irregular" en Toranda "de un muro de hormigón armado de 6 metros de longitud, un metro de altura y 40 centímetros de anchura", que "no figuraba en las actuaciones que (la Demarcación de Costas del Estado en Asturias) debía realizar en dicha playa". Esas actuaciones consistían, tal y como figura en la página web de la Demarcación, en la reparación de la plataforma y la ducha de la playa, por un importe de 3.600 euros.

Según los denunciantes, el muro construido en Toranda no puede vincularse ni a la plataforma ni a la ducha. Más bien parece, según los dos colectivos vecinales, "un muro construido en el dominio público marítimo terrestre de la playa con la finalidad de evitar los desprendimientos del talud del fondo de la misma (tierras, vegetación, suelos de la Zona de Especial Conservación Ribadesella-Tinamayor), aunque procedan de una finca privada".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído