25 de marzo de 2017
25.03.2017

Los vecinos crean un "frente común" contra la parcelaria de La Isla, en Colunga

Los lugareños han sido emplazados a una reunión con representantes del Principado que tendrá lugar el jueves

25.03.2017 | 00:17

Descontento latente de los vecinos de la localidad colunguesa de La Isla como consecuencia de la concentración parcelaria que el Gobierno del Principado ha iniciado en este lugar y que afecta a terrenos situados en esta localidad y en la de Güerres. El malestar de los lugareños quedó latente ayer durante una reunión mantenida con un técnico del Ayuntamiento de Colunga. Acudieron al encuentro unas sesenta personas. Los afectados han sido emplazados a otra reunión que se celebrará el próximo jueves en Colunga y a la que acudirán representantes del Principado.

Los vecinos de La Isla aseguran que su deseo es "poner límites" a la concentración parcelaria promovida desde Güerres. Piden los afectados ser escuchados y que se haga "el menor daño posible a terrenos que no tienen utilidad ganadera". Defienden varios lugareños que La Isla es un lugar de ocio y disfrute que debería haber quedado fuera de la concentración pues no beneficia a ningún vecino, "salgo a un ganadero de Güerres". Dicen también los afectados que algunos de los terrenos no tienen utilidad agrícola alguna y que son utilizados como zona de expansión y recreo por sus propietarios.

De salir adelante la concentración los vecinos se enfrentan a la posibilidad de quedarse sin fincas a las que tienen apego, al ser de herencias; a perder el trabajo llevado a cabo durante años con árboles frutales plantados en estos lugares o a perder la rentabilidad sobre los terrenos.

Sostienen también varios propietarios de La Isla que los terrenos afectados por la concentración más próximos a esa población, podrían convertirse en urbanizables con el paso del tiempo, y los más próximos a la costa se enfrentan a servidumbres, así como a suelos que año a año va recuperando la mar.

El desazón de los afectados se debe también al "poco tiempo" que les dieron (tan solo 24 horas, para corregir los fallos en los planos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído