08 de abril de 2017
08.04.2017

Llanes anuncia multas de 200 euros por aparcar junto a los bufones de Pría

El Ayuntamiento ha pedido a la Guardia Civil que aumente los controles en la zona para evitar que entren coches hasta el área protegida

08.04.2017 | 01:13
Dos palas trabajando en el aparcamiento disuasorio de Garaña de Pría, ayer.

Doscientos euros. Esa es la multa que deberán abonar las personas que pese a las restricciones existentes que impiden entrar en coche al entorno de los bufones de Pría, obvien las señales de prohibición y aparquen sus vehículos en este lugar. "No hemos recibido quejas de vecinos por el paso de coches hasta ese lugar pero sí que tenemos constancia de denuncias por aparcar en las inmediaciones de los bufones", manifestó ayer el concejal de Playas del Ayuntamiento de Llanes, Javier Ardines.

El edil llanisco de Izquierda Unida (IU), dejó claro que las multas en este lugar las gestiona la Guardia Civil al estar fuera del entorno del casco urbano. "El Ayuntamiento no saca un solo euro de todo esto", subrayó. El Consistorio, según Ardines, ha solicitado por mediación del alcalde, Enrique Riestra Rozas (Vecinos x Llanes), al Instituto Armado, que refuerce los controles en este lugar para evitar la entrada de coches a los bufones.

"El compromiso fue que se iban a multiplicar los controles. No sabemos cuantas denuncias se han puesto por este motivo al respecto", dijo Ardines. El pasado mes de marzo el Ayuntamiento procedió a la eliminación del aparcamiento ilegal de los bufones de Llames de Pría. Los anteriores gobiernos locales, del PSOE, desoyeron la orden del Gobierno autonómico de eliminarlo durante años. En dicha zona se llevó a cabo con el permiso de Medio Ambiente una regeneración del espacio que fue denunciada por Asociación de Vecinos de Llames de Pría. El colectivo sostiene que el vertido de tierra vegetal en el entorno de los bufones acometido por el Ayuntamiento a comienzos del pasado mes de marzo fue ilegal y supuso un quebrantamiento de la legislación vigente, resumida en el instrumento de gestión integrada (IGI) ría de Ribadesella-ría de Tinamayor, crítica que el cuatripartito niega.

Por otra lado, Ardines descartó la posibilidad de poner una cadena que impida el acceso a los bufones, como ordenó el Principado, mientras la Consejería de Medio Ambiente "no admita las responsabilidades jurídicas o penales que pueda derivar de ese cierre. Nosotros mandamos un informe a la Consejería en el que decíamos que si querían cerrar se hicieran responsables de las consecuencias. No nos han respondido. Por ahí transitan muchas personas y puede pasar cualquier cosa que impida el paso de una ambulancia al no aparecer la llave de la cadena, como ya ocurrió alguna vez. Tenemos muy claro que lo primero es la vida de las personas antes que el entorno de los bufones", añadió.

Los aparcamientos disuasorios de los bufones de Pría ya están listos para ser utilizados. El de La Rotella, de 4.200 metros cuadrados y con capacidad para 200 vehículos, está abierto desde el jueves. De momento cuenta con un permiso especial de temporada por parte de la CUOTA. Para que se habilite como aparcamiento permanente el Consistorio está a la espera de que Urbanismo remita al Consistorio la documentación pertinente para que pueda llevarse a pleno su habilitación como tal. La colocación de las señales en ese lugar concluyó el jueves.

En relación al aparcamiento de Garaña de Pría, hoy quedará abierto al público tras trabajar a destajo dos máquinas excavadoras durante toda la jornada de ayer. El terreno suma 1.800 metros cuadrados y tiene capacidad para unos 80 turismos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook